Descubre la gastronomía típica camboyana


Foto Copyright:

La mayoría de la gente acude a este país para conocer el increíble complejo de Angkor y eso fue precisamente lo que nos llevó a Camboya a nosotros también. La verdad es que nuestro paso por este país fue demasiado rápido o es la sensación que nos ha quedado y seguro que tiene grandes lugares que descubrir tanto en el interior como en la costa.

Fuera de la capital, Phnom Penh, nos dió la sensación de un país todavía bastante rural y olvidado de la mano de dios. La gente, como en el resto de la región, es muy amable y cordial.

En cuanto a la comida decir que la gastronomía camboyana o jemer es muy variada y tiene una fuerte influencia de las tradiciones culinarias chinas e indias.

De la India viene el arte de saber combinar las especias. Se utiliza frecuentemente cardamomo, jengibre, canela, tamarindo, cúrcuma o cilantro. A estas especias importadas se incorporan ingredientes frescos indígenas como la galanga, el lemongrass (hierbalimón), las chalotas o la lima kaffir.

De China viene el uso de la salsa de soja, los fideos, el arte de los salteados en wok, la cocina al vapor y el hábito de utilizar muchas verduras y de tomar sopa por las mañanas. Realmente se trata de costumbres bastante sanas, ¿verdad?.

Otra fuerte influencia proviene de la ocupación francesa y es la presencia de buen pan, que cuando se viaja por Asía, se suele echar de menos. Los comerciantes portugueses y árabes aportaron los chiles, las judías, el tomate y el maíz.

Comer resulta muy barato en general: los platos pueden costar entre 1 y 3 US$ (0,7-2 €) si nos vamos a los precios más económicos.

Platos típicos

Amok

Es un pescado cocinado en hoja de banana con jengibre, hierba limón, coco, lima, curry rojo, cilantro y chile, entre otros ingredientes. Exquisito. Es el plato nacional por excelencia.

Lok Lak

Es un revuelto frito de pequeños trozos de carne de vaca (o pollo) marinada, servido con cebollas rojas frescas sobre una hoja lechuga, pepinos y tomates. Se sumerge en una salsa consistente en jugo de limón, sal marina y pimienta negra Kampot. Se sirve con arroz y ensalada.

Nota: La comida camboyana suele incluir una buena sopa.

Receta: ‘Lok Lak’

El lok lak es un plato de carne de res (o pollo) marinada y posteriormente frita. Se sirve con cebollas rojas frescas sobre una hoja lechuga, pepinos y tomates. Para comer, se sumerge previamente la carne en una salsa de jugo de limón, sal marina, azúcar y pimienta negra Kampot (tek merec). Se trata de la versión camboyana del plato vietnamita Bò Luc Lac, que significa “sacudir la carne de vaca” en vietnamita. Existen variantes regionales como el lak lok Americain, que se encuentra en los menús de carne en Phnom Penh, y que se distingue por la sustitución del arroz por patatas fritas y por añadirse un huevo frito.

Ingredientes

• 300 grs de ternera (o pollo) cortada en pequeños trozos

• 1 pepino pelado y cortado en rodajas

• 1 tomate cortado en rodajas finas

• 100 gr. de lechuga

• ½ cebolla cortada fina en juliana

• 1 cebolla de primavera cortada a lo largo

• salsa de ostras

• salsa de soja

• polvo de pollo

• pimienta negra molida

• salsa de tomate

• aceite de oliva

• azúcar moreno

• sal

• polvo de maiz

• ajo

• jugo de limón

Elaboración

* Primero de todo se marina la carne, utilizando los siguientes ingredientes: azúcar, sal, pimienta negra, aceite, salsa de soja, salsa de ostras, salsa de tomate y ajos picados. Ponemos la carne cortada en rodajas a macerar durante 1 hora.

* Preparamos entonces la salsa, mezclando el azúcar, la pimienta, la sal, el polvo de pollo y el ajo molido. El limón lo añadiremos justo antes de servir.

* Ahora toca ya utilizar el wok. Echaremos un poco de aceite y la cebolla para pocharla. Cuando esté, agregaremos la carne marinada y dos cucharadas de polvo de maíz y saltearemos 5 minutos o hasta que la carne esté hecha.

* Servimos la ternera (o pollo) en el plato sobre una cama de lechuga, pepino, cebolla y tomate utilizando el arroz cocido como guarnición. La salsa se pone en cuencos individuales en los cuales sumergiremos la carne antes de llevárnosla a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *