La mejora del alumbrado del paseo marítimo empezará tras la Navidad

Los trabajos durarán un total de cuatro meses y forman parte del plan de mantenimiento por su proximidad al mar

Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim comenzará después de Navidad una serie de actuaciones para la mejora y mantenimiento del alumbrado público, que están englobadas dentro del plan de sustitución de las farolas en el paseo marítimo de la ciudad, desde la Torre San Vicent hasta el Voramar, y se acometerán en dos fases.

Este proyecto viene motivado, «por el deterioro y corrosión que las farolas sufren por el salitre del mar», ha comentado el Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Benicàssim, Carlos Díaz.  

Los trabajos correspondientes a la primera fase centrarán en las farolas de hierro instaladas entre el Torreón y la calle Jorge Comín y consistirán en la reconstrucción, tratamiento y pintado, reponiendo solo aquellas columnas que puedan encontrarse más deterioradas y que no puedan salvarse. El plan para ejecutar contempla el picado del pavimento, así como un tratamiento específico de saneamiento y pintado.

Se trata del tramo de un kilómetro de largo en el que ya hay instaladas cerca de 80 farolas, que van a recibir un tratamiento de mantenimiento para frenar las consecuencias de encontrarse cerca del mar. “Son unas actuaciones ya previstas y englobadas en las actuaciones de mantenimiento, conservación y embellecimiento del paseo marítimo de Benicàssim. No hay que olvidar que se trata de uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad», ha subrayado el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz.

«Esperamos que el trabajo en estas mejoras no suponga muchas molestias para vecinos de la zona, pero son absolutamente necesarios para mantener de forma óptima el mobiliario»

Carlos Díaz, concejal de Urbanismo

También, en caso de que fuese necesario y una vez comprobado su estado, el proyecto contempla la sustitución de aquellas columnas, que por el deterioro que puedan presentar, sean aconsejable cambiar. “Esperamos que el trabajo en estas mejoras no suponga muchas molestias para vecinos de la zona, pero son trabajos absolutamente necesarios para mantener de forma óptima el mobiliario, evitar su deterioro y la degradación” , ha concluido Díaz.

Las de la Fase II del proyecto, se centrará en la zona norte del paseo entre Jorge Comín y Voramar, en este caso se trata de farolas de fundición de aluminio por lo que no pueden ser reparadas y serán sustituidas por otras de estilo fernandino muy similares a las actuales, pero fabricadas con fibra lo que garantizará una mayor durabilidad en el ambiente marino y estarán pintadas con la misma estética que las actuales.

Las luminarias de todas estas farolas fernandinas de los paseos Bernat Artola y Pilar Coloma, ya fueron sustituidas por lámparas LED, con una importante mejora en la iluminación de la zona y mitigación de la contaminación lumínica, así como un importante ahorro energético logrando la reducción de emisiones de CO2 y avanzando en el compromiso que tiene Benicàssim con el cumplimiento de los objetivos del milenio y la Agenda Local 2030.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *