El Ayuntamiento cierra el presupuesto de 2017 con un superávit de 13,3 millones El buen escenario económico de Benicàssim permitirá invertir en mejoras para el municipio, algunas provenientes de inversiones iniciadas este año y otras que deberán abordarse por consenso


Redacción // Benicàssim
La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha informado sobre el informe de liquidación presupuestaria del ejercicio 2017. Como ha señalado Marqués, “en este año se constata la buena marcha económica que lleva el municipio con las cifras que hemos conseguido ofrecer. El presupuesto del año pasado se ha cerrado con un remanente de tesorería de 13,3 millones de euros, lo que va a suponer que este mismo año vamos a poder liquidar la deuda que heredamos del tripartito cuando entramos en el Ayuntamiento y que ha supuesto devolver a los bancos un total de 17 millones de euros, más el millón y medio que tuvimos que pagar a los pequeños proveedores por facturas escondidas en los cajones y a las que el PP tuvo que hacer frente”.

Susana Marqués ha explicado que de esos 13,3 millones de euros, hay una parte que se destinará a liquidar la deuda viva que arrastra el Ayuntamiento desde la época del tripartito; además, también “contaremos con un colchón económico para prevenir posibles necesidades del consistorio y, finalmente, habrá una gran partida, que podrá destinarse a las obras financieramente sostenibles”.

La alcaldesa ha recordado que dentro de las obras de remanentes “se reservará una parte ya consignada para pagar la plurianualidad de algunos de los proyectos iniciados en 2017. También en este fondo de superávit, habrá un apartado dirigido a la financiación de los proyectos provenientes de los presupuestos participativos, que están todavía siendo dirimidos por las asociaciones vecinales”.

“Finalmente, con el resto podemos estar en disposición de iniciar nuevas inversiones en el municipio”. Susana Marqués, ha reiterado su voluntad, como se ha hecho ya en los tres años precedentes de que la elección del destino de las inversiones “se realice a través de un procedimiento de consenso entre los grupos políticos con el Plan de Inversiones Prioritarias, que se redactó en 2016 y que se ha ido siguiendo año tras año en el destino de los remanentes”.

La alcaldesa benicense ha reiterado su satisfacción por “poderle decir a todos los vecinos que este Ayuntamiento que es su casa y en el que depositan su confianza para la gestión municipal, está completamente saneado en sus cuentas. No solo hemos conseguido amortizar una deuda brutal que suponía casi la mitad del presupuesto anual del Ayuntamiento, sino que además, llevamos ya siete años dando resultados positivos en la liquidación presupuestaria”.

Marqués ha insistido en que tener “una economía saneada y poder invertir en nuevos proyectos, supone que la sociedad benicense se mueva, que se generen más oportunidades empresariales, que se generen más puestos de trabajo, que Benicàssim, en una palabra, crezca y que lo haga con mayúsculas, como no muchos municipios de nuestro alrededor pueden destacar ni lucir”.

Además, como ha matizado la alcaldesa, “los vecinos de Benicàssim no han visto incrementar su presión fiscal  y tienen otras ventajas, como que no pagan tasa de basuras, tienen gratuidad de libros, servicios de transporte escolar, enfermera escolar, escuelas infantiles y otros muchos servicios de una manera totalmente gratuita. Eso no lo pueden decir todos los municipios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *