El Ayuntamiento «garantizará los accesos» al nuevo Consum de Benicàssim

El concejal de Urbanismo confirma que la nueva glorieta cumple con la gestión de movilidad para dar servicio al supermercado y anticipa la ampliación futura

Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim ha informado que garantizará los accesos al nuevo supermercado Consum, que se ha proyectado en la Gran Avenida Jaime I y Gimeno Tomás, con la construcción de una rotonda.

La glorieta «permitirá la regulación ágil y eficiente del tránsito minorizando la afección de los efectos del tráfico», según han afirmado.

El concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, ha asegurado que «el consistorio garantizará los accesos y la movilidad de los peatones, vehículos y transporte de mercancías en la Gran Avenida, en la entrada al nuevo centro comercial que Consum está urbanizando en el antiguo campo del Azor».

«Es nuestra responsabilidad solucionar las cuestiones que surgen con la gestión de proyectos que impulsan el comercio y el empleo en nuestro municipio, por ello, vamos a contar con un demandado centro comercial en la zona sur que va a generar varias decenas de puestos de trabajo para Benicàssim», ha destacado Díaz.

El concejal realizó estas declaraciones tras conocer que, en la comisión de urbanismo, el Partido Socialista (PSOE), Compromís y Ara Benicàssim (Podemos) votaron en contra del proyecto y Ciudadanos se abstuvo.

«Ser responsables municipales significa facilitar el crecimiento de la ciudad tanto económicamente como en empleo, y para eso hay que apoyar aquellos inversores que se quieren establecer aquí, no poniéndoles trabas en el camino», declaró Díaz.

La causa de la cuestión parece surgir de la construcción de la rotonda que une la Gran Avenida Jaime I, con la avenida Gimeno Tomás, justo donde se encuentra el terreno sobre el que se edificará el nuevo Consum.

Como explicó el concejal, «el Plan General Ordenación Urbana (PGOU) prevé construir una rotonda de grandes dimensiones que afectará no solo a la zona que está en construcción, sino también a las otras tres esquinas confluyentes, la del hotel Orange y las otras dos propiedades».

«El Ayuntamiento cuenta hasta ahora con las dos parcelas en la parte este de la Avenida, y sobre las que se ejecutará la rotonda provisional que será financiada por el urbanizador», expresó Díaz.

Y continuó comentando que «si el Ayuntamiento quisiera hacer la gran rotonda del PGOU, debería expropiar los otros terrenos, cosa que no es necesario de momento, porque generaría un desembolso municipal muy grande que no es imprescindible para la apertura del centro comercial y, además, lo único que generaría es un retraso en la puesta en marcha del mismo».

El concejal de urbanismo aseguró que «la solución a la que se opta está totalmente financiada por la empresa que impulsa el supermercado, y no cuesta dinero a los contribuyentes del municipio».

Además, indicó que «garantiza la movilidad de clientes y resto de vecinos y, además, posibilita abrir el centro comercial y dar el servicio que los vecinos requieren».

«Esta solución cuenta con todos los informes favorables de los técnicos municipales de urbanismo y movilidad, con lo que no entiendo a la oposición con el no por el no, tratando siempre de impedir que nuestro municipio crezca y vaya adelante», concluyó Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *