Benicàssim y Castellón acuerdan compatibilizar las obras de la Ratlla El objetivo es acometer los trabajos de remodelación del vial al mismo tiempo que la ejecución del proyecto que dará una solución hidráulica de la zona


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
Los ayuntamientos de Benicàssim y Castellón han acordado compatibilizar las obras de remodelación del Camí la Ratlla con la solución hidráulica que se está estudiando implantar para solventar los problemas de inundabilidad de la zona.

Así lo explicó el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Benicàssim, Carlos Díaz, mostrando su satisfacción tras la reunión mantenida con el edil castellonense Rafa Simó. “Después de trasladarle la situación, nos dijo que pueden esperar y se puede retrasar la actuación para poder compatibilizarla con las medidas que se pretenden ejecutar”, dijo Díaz.

De este modo, además, se tratará de buscar financiación de otras administraciones para compartir gastos “como la Conselleria de Territorio, al ser un camino que pertenece a dos términos; y/o a través de la Dirección General del Agua”, apuntó.

Actualmente, el consistorio benicense está a la espera de que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) “publique los resultados de este proyecto para poder seguir avanzando en la remodelación de esta carretera, para aprovechar a incluir las infraestructuras necesarias para la solución hidráulica en la remodelación del vial”, señaló el concejal de Benicàssim.

La adecuación del camí la Ratlla que pretende ejecutar el Ayuntamiento de Castellón próximamente, incluye una vía peatonal, al otro lado del carril bici, en la parte más próxima a la capital; así como el reasfaltado de todo el camino y la puesta en valor de la acequia.

Mientras, todo indica que la solución hidráulica que se acometerá en la zona, según el estudio encargado por la CHJ, será un lago laminador que frenará las inundaciones y dará vida al humedal del Cuadro de Santiago, poniéndolo en valor. La iniciativa incluye la construcción de unas motas en la zona limítrofe –zona sur y en la parte del camino la Ratlla– para retener el agua. Luego, poco a poco, se irá sacando al mar.

Una actuación «absolutamente necesaria»

La alcadesa, Susana Marqués, manifestó que la “actuación de remodelación del camino La Ratlla, es absolutamente necesaria para los numerosos vecinos que, tanto de Castellón como Benicàssim, transitan por este camino”.

“Pero, precisamente por eso, debemos procurar que esté coordinada por ambos municipios con el objetivo de que las obras no perjudiquen o contravengan las soluciones que se han buscado, tanto para evitar las inundaciones de la zona, como para recuperar el humedal del Cuadro de Santiago”, dijo Marqués.

Los vecinos de la zona y usuarios de esta carretera, entre Castellón y Benicàssim por el sur, llevan años reivindicando mejoras en el vial, denunciando la peligrosidad que supone tanto para los peatones como para los vehículos por su mal estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *