Benicàssim confía en terminar en julio las obras de la piscina


Foto Copyright:

Antetítulo:

URBANISMO Obras

Título fuera de noticia:

Benicàssim confía en terminar a finales de julio las obras de la piscina

Los operarios ya trabajan en el meollo de la actuación que se ha planificado recepcionar en dos fases // Por otro lado, se espera que las instalaciones puedan estar abiertas a partir del próximo lunes 1 de septiembre

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Las obras de adecuación y acondicionamiento de la piscina municipal de Benicàssim ya están a pleno rendimiento y se prevé que su primera fase estará concluida “dentro de un mes, a finales de julio”, según indicó el concejal de Deportes, Javier Alonso. Los operarios ya trabajan en el meollo de la actuación que se ha planificado recepcionar en dos fases. La primera de ellas, la correspondiente a las reparaciones y adecuaciones, así como a la construcción del gimnasio, es la que se ha previsto finalizar antes, mientras la cafetería se espera para finales de septiembre.

Alonso señaló que se están acometiendo mejoras como solventar deficiencias como filtraciones de agua, limpieza, nuevas canaletas, suelo, adecuación de las gradas, que se encontraba deteriorado, del jacuzzi, así como la colocación de algunas duchas nuevas. También se está procediendo a la instalación del tubo del aire acondicionamiento por la sala del gimnasio y otras áreas y se está restaurando el sistema de la temperatura para igualar entre todos los espacios, puesto que era una de las principales quejas de los usuarios. Además, se están habilitando los aseos para personas con capacidad reducida y se está llevando a cabo todas las instalaciones de gas.

Las obras en las instalaciones de la piscina también incluyen la creación de una sala de spinning, aislada, donde se situaba un área que, al parecer, no estaba siendo utilizada, ya que este espacio requiere música a alto volumen para practicar los ejercicios y evitar molestias al resto de usuarios.

En la parte baja de la piscina, en el sótano, se está procediendo a la renovación de parte de la maquinaria que “se encontraba deteriorada y, además, no era la recomendada ni la original correspondiente”, cuestiones internas “pero fundamentales para el buen funcionamiento de la piscina”. También se trabaja en el arreglo de “goteras y otros problemas”. Incluso, se procede a la adecuación de la fachada, que tampoco se encontraba en buenas condiciones.

Las obras fueron adjudicadas finalmente con una baja de 113.000 euros, puesto que salieron a licitación exactamente por 390.037 euros y la oferta económica vencedora fue de 276.926,44. Las instalaciones se espera que puedan estar abiertas a partir del próximo 1 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *