Benicàssim iza sus banderas de Qualitur en Heliópolis, Torreón y Voramar

Ya ondean en la costa junto a las banderas azules, en una temporada marcada por las medidas de prevención por la Covid-19 en las playas

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

La bandera Qualitur, que certifica la excelencia de las playas, ya ondea en la costa de Benicàssim, al igual que las banderas azules.

Fue la concejala de Playas del Ayuntamiento, Elena Llobell, la responsable de izar la bandera en la playa Heliópolis, en un acto que contó con la presencia de la alcaldesa, Susana Marqués; y el secretario autonómico de Turisme y exalcalde de Benicàssim, Francesc Colomer, junto a algunos concejales del consistorio.

Son tres las playas de Benicàssim que han obtenido este reconocimiento de calidad, «Heliópolis, Torre Sant Vicent y Voramar», según explicó Marqués, que recordó que este distintivo se suma a la «bandera azul, que han renovado las cinco playas; y la ISO 14.001 de calidad y tratamiento medioambiental».

«El sello de calidad es muy importante para Benicàssim porque marca esa distinción frente a otros municipios en un momento en el que todos apostamos porque la calidad de nuestros servicios sea un referente», destacó la munícipe.

«En l’Almadrava estamos trabajando en la adhesión a la red de ciudades accesibles, en breve va a poder ser catalogada con el distintivo de calidad por ser accesible», anunció.

Marqués resaltó, además, que Benicàssim cuenta con «ocho kilómetros de playas y muchísima anchura de arena, lo que nos permite tener unas playas que nunca han estado masificadas, salvo momentos puntuales como el FIB (que este año no se celebrará)». De este modo, se puede garantizar el cumplimiento de medidas de prevención como el distanciamiento social en este verano atípico por la crisis sanitaria de la Covid-19.

La munícipe también remarcó que todas «están aptas para el baño, a diferencia de otros municipios».

Refuerzo de la vigilancia

Y mostró el dron que este verano sobrevolará las playas de Benicàssim para controlar el aforo, que se cumplen las medidas de distanciamiento social y reforzar las labores de vigilancia de la Policía Local. Este año no solo tenemos que tener unas playas saludables, sino también seguras».

Además, se han incorporado 21 jóvenes contratados por la Generalitat que recorren los paseos marítimos para recordar a los usuarios de las playas el cumplimiento de las medidas de prevención y reforzar las tareas de la Policía Local.

La concejala de Playas, Elena Llobell, indicó que tienen un «protocolo que seguimos a rajatabla. No solo es la desinfección de los paseos marítimos sino también dos veces al día desinfección de todos los puntos de las playas, lavapiés, duchas, pasarelas, papeleras, bancos…» Además, «utilizamos los productos y materiales que nos recomiendan, tenemos que ser respetuosos con el medioambiente», puntualizó.

Defensa del patrimonio natural

Por su parte, Colomer manifestó su felicitación «al Ayuntamiento y la ciudad de Benicàssim por la gran preocupación y sensibilidad que demuestra en la defensa de su patrimonio natural más importante, que son las playas. Son un recurso de primer orden en el ámbito turístico y hay una gestión magnífica en la defensa de la cualidad certificada».

«Expresarlo en el 2020, que es un año muy difícil, atípico y muy complicado, y no haber perdido la voluntad de continuar construyendo una marca referencia en términos de calidad, me parece una magnífica inversión de futuro. Y merece el reconocimiento del gobierno valenciano».

Colomer declaró que será un «temporada complicada, compleja, para la Comunitat y el conjunto del estado y la escena internacional por las circunstancias obvias. Es muy importante interpretar este año en clave de resistencia, de transición, y no dejar de hacer los deberes».

«Es el momento de acentuar esas líneas básicas como la sostenibilidad, la transformación de destinos en clave de innovación e inteligencia, ya que puede ser la fuerza de les marcas. Habrá que incorporar la seguridad como un elemento determinante de confianza de mercados, seguridad ciudadana, alimentaria, climática… porque será la futura pandemia que sufriremos todos y tendremos que redireccionar estrategias para ofrecer la calidad, donde la seguridad es un elemento muy importante. Benicàssim está haciendo los deberes y será un municipio de vanguardia en este futuro que nos aguarda», destacó el secretario autonómico de Turisme.

«El turismo volverá a ser locomotora, elemento de valor de nuestro territorio, especialmente de pueblos como Benicàssim», concluyó.

Marqués recordó que Benicàssim ha trabajado a «marchas forzadas, antes de que llegaran las ayudas de otras administraciones, para que las playas estén en las mejores condiciones tras los últimos temporales». «Destinamos 500.000 euros en recursos propios, que esperamos poder recuperar vía subvenciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *