Benicàssim solicita la revisión catastral para actualizar los valores de las viviendas del municipio


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Plenos

Título fuera de noticia:

Benicàssim solicita la revisión catastral para actualizar los valores de las viviendas municipales

Los propietarios de más de 30.000 inmuebles podrían verse beneficiados por esta medida que pretende actualizar la valoración del precio de las viviendas y que regula el IBI y el verdadero precio de mercado

R.D. // BENICÀSSIM

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benicàssim propondrá la aprobación de solicitud a la Dirección General del Catastro de revisar los valores catastrales de todo el municipio. La alcaldesa Susana Marqués ha señalado que hace «más de un mes que solicité al departamento de intervención que recabara los informes necesarios para reclamar al catastro que se actualicen los valores del IBI del municipio. Son muchos los vecinos que lo han reclamado y es justo que se nos revise y se actualicen los valores y así, el recibo de la contribución se adecue a los valores del mercado”.

Como señala el informe de la intervención, la revisión catastral se hizo ahora hace 9 años y el municipio ya se incluye en la casuística necesaria para reclamar esta revisión.

La alcaldesa ha recordado que a pesar de que no ha habido una revisión total de los valores, debido a los cambios económico, «el Ayuntamiento ha sido siempre muy sensible a la baja de los precios del mercado y ha peleado por reducir los gravámenes a los ciudadanos”. Marqués ha recordado que el Ayuntamiento «ha tomado todas las decisiones que teníamos en nuestra mano para que los vecinos hayan visto reducidas sus cargas impositivas en el IBI. En primer lugar, se aplicó el 20% de reducción del valor catastral, gracias a la Ley nNacional impulsada por el Gobierno del PP en 2013, a partir de ahí, en 2014, 2015 y 2016, se han reiterado las solicitudes de reducción de valores. Sin embargo, y dado que no fueron aceptadas por el Catastro, el Ayuntamiento decidió actuar sobre sus competencias en la materia y reducir el tipo impositivo al máximo. Por eso, el consistorio aplica el tipo impositivo más bajo de la provincia de Castellón, con un 0,53%, mientras otros municipios como Castellón superan el 0,76%, Onda, el 0,84% y La Vall d’Uixò el 0,86%. Con lo cual, nuestra última carta es solicitar la revisión general catastral que actualice todos los valores de los inmuebles de Benicàssim”, ha informado la alcaldesa.

Susana Marqués ha recordado que la última revisión catastral se realizó en 2006 y por tanto, «las condiciones de mercado y de valores de los inmuebles han variado mucho y queremos que se tengan en cuenta todas estas características para que nuestros vecinos tengan la seguridad de que sus inmuebles tienen un valor real y sus obligaciones tributarias están ajustadas a la realidad socioeconómica del momento».

Durante los últimos meses, Marqués ya solicitó impulsó la petición de que Benicàssim fuera uno de los primeros municipios en pedir la reversión a valores de suelo rústico, aquellos terrenos urbanizables pero no desarrollados y que en los últimos tiempos se hubieran quedado sin desarrollo.

«En estos momentos, en Benicàssim contamos con cerca de 30.000 unidades catastrales que serían susceptibles de la revisión catastral y ver renovados sus valores para los ciudadanos».

SUELOS URBANOS CON IBI DE RÚSTICA // Por otro lado, Susana Marqués ha lamentado que algunos grupos políticos «quieran desinformar a los ciudadanos y causar alarma sobre el pago del IBI de las zonas reparceladas que no se han desarrollado. Me refiero a Compromís que, en lugar de ayudar a los ciudadanos y explicarles que el Ayuntamiento de Benicàssim fue el primero en exigir al catastro que este año todos aquellos terrenos que estaban reparcelados pero que no se habían desarrollado pagarían el IBI con valores de rústica, lo único que hace es confundir a los vecinos.”

“Si el señor Bonet estuviera al tanto de la gestión del Ayuntamiento como es su obligación de concejal, sabría que esa decisión de ser el primer municipio en pedir ese retroceso se tomó en diciembre de 2015, se han mantenido numerosas reuniones con la dirección del catastro y además, lejos de cómo han hecho otros Ayuntamientos donde gobierna Compromís, Benicàssim sí ha exigido que esa reducción se aplique con retroactividad a 2015. Es decir, que los benicenses que se encuentren en esta situación, no sólo veran reducir el IBI de sus fincas en 2016, sino ya en 2015. Así que, le aconsejo que si no quiere perder toda credibilidad ante los ciudadanos, antes de lanzar desinformaciones, al menos, sea él quien se informe bien”, ha concluido Marqués.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *