Cientos de jóvenes empiezan las clases del instituto esta semana


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Educación

Título fuera de noticia:

El instituto empieza con recortes en autobuses

La Asociación de Padres de Alumnos del IES Violant de Casalduch ha alcanzado un acuerdo de copago con el Ayuntamiento para recuperar las líneas que ha suprimido la Conselleria de Educación

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Cientos de jóvenes han comenzado esta semana las clases en el IES Violant de Casalduch de Benicàssim. Una vuelta al instituto que ha estado caracterizada este año por la problemática suscitada con la supresión de dos líneas de autobús por parte de la Conselleria de Educación. Un recorte que afecta a más de un centenar de alumnos, que por residir en una distancia inferior en recto a 3 kilómetros, este curso no están becados.

Son muchos los que este lunes miraban en la lista habilitada en el hall del instituto para informar sobre los que sí pueden optar al servicio. La medida de la Conselleria ha consistido así en mantener las líneas de Montornés y La Parreta, y prescindir de las de la playa, lo que ha propiciado un alto malestar entre los afectados.

Por su parte, el Ampa ha trabajado en buscar una solución con el Ayuntamiento y este mismo lunes recopilaba ya el nombre de los alumnos demandantes de este servicio de autobús, que asciende a alrededor de 60 alumnos, para poder llevar adelante el método que se pretende implantar del copago.

La Asociación de Padres de Alumnos del IES Violant de Casalduch ha alcanzado un acuerdo con el consistorio que consiste en pagar 25 euros mensuales, la mitad sufragada por el Ayuntamiento y la otra mitad por los padres de estos alumnos. El objetivo marcado ahora es «intentar que esta misma semana se puedan activar estas dos líneas de autobuses suprimidas, cuanto antes», indicaron desde el Ampa.

El objetivo del Ayuntamiento ha sido el de «garantizar estas líneas suprimidas a los alumnos que lo necesiten con esta propuesta del copago, asumiendo el consistorio la mitad del gasto, puesto que toda la cantidad el Ayuntamiento no la puede asumir», según indicó la alcaldesa de la localidad, Susana Marqués. La munícipe explicó que el tema se ha tratado desde el verano desde la Concejalía de Cultura, encabezada por el edil Mauro Soliva, quien realizó esta propuesta a la Ampa.

Desde el Ampa han recibido con agrado este acuerdo ya que «al menos es una solución al problema, que es lo que buscábamos». «Claro que hubiéramos preferido que el Ayuntamiento asumiera la totalidad de este gasto, pero también entendemos que a final de año y sin partida económica para este fin en los presupuestos es difícil», explicó Julia García, miembro de la junta.

Los recortes de la Conselleria también se perciben en la supresión de profesores y aulas más saturdas, tal y como se viene denunciando desde el instituto en los últimos años.

Partidos de la oposición, por su parte, como el PSPV han denunciado también estos recortes de la Conselleria, a través de su portavoz Gustavo Ramón, planteando que el Ayunt debería asumir el importe de estas dos líneas de autobús íntegramente. También desde otras agrupaciones como UPyD denuncian esta situación y piden que sea el consistorio quien sufrague la totalidad de los gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *