El PP acusa a la oposición del primer intento de parálisis del Ayuntamiento

La alcaldesa recrimina que "demoren los procedimientos llevando todos los asuntos a pleno, en vez de velar por una administración más eficaz"

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Los primeros acuerdos de la oposición en bloque en Benicàssim, que cuenta ahora con mayoría frente a los seis ediles del gobierno del PP, empiezan a tener sus consecuencias.

El ejecutivo ha tenido que llevar a un pleno extraordinario urgente la ampliación del plazo de presentación de ofertas para el servicio de telecomunicaciones, que el Ayuntamiento sacó a licitación recientemente por un importe de alrededor de 600.000 euros.

El trámite, meramente administrativo, anteriormente habría podido ser aprobado directamente por decreto de alcaldía, sin embargo ahora todas las cuestiones deben ser aprobadas por los plenos, tras la moción presentada por los grupos de la oposición el pasado 25 de noviembre.

El punto ha salido adelante por unanimidad de todos los partidos políticos, PP, PSPV, Compromís, Ciudadanos, Ara Benicàssim y el edil no adscrito José Carlos García (ex de Vox), por lo que el periodo de presentación de propuestas de las empresas interesadas se prolonga hasta el 13 de diciembre, a las 23:59 horas. Este plazo terminaba este miércoles, pero se ha extendido atendiendo la petición de una de las firmas que desean optar a la adjudicación del contrato, justificando su complejidad.

«Algo tan simple como ampliar el plazo de presentación de ofertas en un contrato ha conllevado la celebración de un pleno extraordinario y urgente que ha durado apenas siete minutos»

Susana Marqués, alcaldesa de Benicàssim

La alcaldesa, Susana Marqués, ha declarado que «algo tan simple como ampliar el plazo de presentación de ofertas en un contrato del Ayuntamiento ha conllevado la celebración de un pleno extraordinario y urgente que ha durado apenas siete minutos».

La munícipe ha manifestado que es «un despropósito que en vez de velar por una administración más eficaz y eficiente, los grupos de la oposición pretenden llevar todos los asuntos a pleno, demorando los procedimientos habituales del día a día».

«Y es que además de tener que activar la maquinaria de celebración de cada pleno, los concejales de la oposición cobran por asistencia 240,40 euros», según han explicado desde el equipo de Gobierno. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *