La canalización de la desaladora empezará tras el verano


Foto Copyright:

Antetítulo:

URBANISMO Obras

Título fuera de noticia:

Las obras de canalización de la desaladora de Orpesa hasta Benicàssim arrancarán tras la temporada estival

El plan prevé que las obras duren un plazo aproximado de 10 meses, finalizando en el depósito de La Parreta previsiblemente en julio del próximo año 2015 // La actuación se ha distribuido en varios tramos fijándose su ejecución en las fechas que perjudiquen “lo menos posible a los empresarios y a los benicenses»

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Las obras de canalización de la desaladora de Orpesa-Cabanes a Benicàssim arrancarán después del verano, después de haberse redefinido el calendario con los plazos de la actuación. Tras un amago de iniciarse los trabajos el pasado mes de febrero, finalmente no pudieron ejecutarse por motivos como la entrada en preconcurso de acreedores de la empresa constructora y la proximidad de la temporada alta.

Ahora, los trabajos los acometerá la contratista Ogensa, según indicó la concejala de Urbanismo, Carolina San Miguel. La responsable del área también explicó que comenzarán, en concreto, “el 15 de septiembre”, a raíz de la reunión mantenida con los responsables de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (ACUAMED), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, competente de las obras necesarias para llevar el agua hasta Benicàssim, y otros encuentros anteriores.

San Miguel explicó que el fin de esta reunión ha sido el de “consensuar los plazos de ejecución con el objetivo de finalizar la actuación lo antes posible causando las mínimas molestias posibles para los vecinos y visitantes”. El plan prevé que las obras duren un plazo aproximado de 10 meses, finalizando en el depósito de La Parreta previsiblemente en julio del próximo año 2015.

Además, la actuación se ha distribuido en varios tramos fijándose su ejecución en las fechas que perjudiquen “lo menos posible a los empresarios y a los benicenses”, añadió la edila. Con lo que se ha establecido que los trabajos no comiencen en la zona del Pontazgo, por la existencia de varios hoteles, hasta “el mes de enero, mientras que en el casco urbano se realizarán antes o después de la celebración de las fiestas de Sant Antoni”, puesto que parte de la intervención afecta al bulevar, donde se desarrollan gran parte de los actos, y atraviesa prácticamente todo el municipio.

Se trata de una de las actuaciones de mayor envergadura que más alterarán el día a día del municipio, pudiendo perjudicar especialmente a establecimientos turísticos como hoteles o cámpings del litoral norte. Además, las tareas obligarán a cortar varios meses la vía verde, tan transitada por vecinos, visitantes y turistas.

En el plano económico, mientras no se concluyan estas obras de canalización se retrasa el pago de la amortización de la desaladora, por la que el Ayuntamiento de Benicàssim deberá pagar un millón de euros durante 25 años.

La actuación cuenta con una inversión de 4,5 millones de euros

El proyecto tiene un presupuesto máximo de ejecución de 4,5 millones de euros y consiste en la construcción de una conducción de 7.270 metros de longitud que suministrará a la localidad de Benicàssim un total de 11.000 m3 de agua al día.

Benicàssim fue uno de los municipios en adherirse para la obtención de esta agua ante la necesidad de abastecimiento para las viviendas proyectadas en los PAI. Aunque ante la parada de estos desarrollos urbanísticos, se lamenta la inversión y se ha tratado de renegociar las condiciones del convenio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *