La Diputación acondiciona la entrada a Benicàssim desde el Desert de les Palmes


Foto Copyright:

Antetítulo:

URBANISMO Obras

Título fuera de noticia:

La Diputación acondiciona la entrada a Benicàssim desde el Desert

Unas mejoras que han sido incluidas en la actuación que la institución provincial desempeña convirtiendo la carretera CV-147, que atraviesa el Desert de les Palmes, en la primera vía cicloturista de la Comunitat Valenciana

EVA BELLIDO // BENICÀSSIM

La Diputación de Castellón está mejorando el firme de la entrada a Benicàssim desde la carretera del Desert de les Palmes, en la que se está trabajando actualmente. Así lo explicó ayer la alcaldesa, Susana Marqués, trasladando el compromiso que la institución provincial ha adquirido con el consistorio que había solicitado esta petición que se ha decidido incluir finalmente en la actuación.

Las obras están centrándose en convertir la carretera CV-147, que atraviesa el Desert de les Palmes y discurre por los términos municipales de Benicàssim y Castellón, en la primera vía cicloturista de la Comunitat Valenciana. Los trabajos se iniciaron a finales de enero por la parte de Castellón, junto al ermitorio de la Magdalena, para acondicionar hasta 16 kilómetros de esta carretera provincial de paisaje mediterráneo, siguiendo por la parte del término de Benicàssim. Unas obras cuyos trabajos de pavimentación ya han concluido y en las que tan solo quedan pendientes tareas de señalización y pintura, según informaron los responsables.

Marqués indicó que gracias a esta actuación también se está acondicionando el tramo de la carretera municipal que enlaza con el casco urbano, “desde la rotonda de Montemolino hasta la altura de las naves”, que presenta baches y daños en el firme, procediendo a su pavimentación. Con esta intervención “ganamos en seguridad y movilidad”, destacó la primera edil.

La actuación global cuenta con una inversión de 1.331.000 euros por parte de la Diputación de Castellón consistente en la adecuación de la vía, que presentaba desperfectos en la calzada, careciendo también de señalización. Unas circunstancias que elevaban el riesgo de los numerosos ciclistas y deportistas que la transitan con frecuencia.

Las mejoras están centradas en la pavimentación y refuerzo del firme, hormigonado de cunetas, desbroces y demoliciones, señalización horizontal y vertical tanto en seguridad vial como específicamente técnica para ciclistas, un área de descanso en lo alto del Desert y dos grandes monolitos en las dos entradas del puerto dando la bienvenida a la carretera cicloturista. Además, se instalan señales con información útil para el ciclista, en las entradas, en la cima y en los puntos kilométricos, como el perfil, el desnivel o la distancia hasta el punto más elevado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *