La oposición presenta una moción para ahorrar 250.000€ en sueldos

PSPV, Compromís, Ciudadanos y Ara propondrán en el pleno rebajar los honorarios de la alcaldesa, ediles, asesora y jefa de prensa al 50%

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

El pacto que anunció la oposición de Benicàssim el pasado 4 de noviembre para constituir un gabinete de control y gestión ciudadana frente al PP, que gobierna en minoría, tras su ruptura con Ciudadanos, inicia sus primeras acciones.

Según anunciaron presentarán tres mociones en el próximo pleno, una de ellas con el objetivo de buscar un ahorro de 250.000 euros en sueldos, otra recuperar todas las competencias de los plenos y otra de reprobación a la alcaldesa, Susana Marqués.  

El acuerdo está compuesto por todos los partidos de la oposición con representación municipal, PSPV (cuatro ediles), Compromís (2), Ciudadanos (2), Ara (1) y el concejal del grupo de no adscritos José Carlos García, por lo que suma 10 votos frente a los seis del PP, un escenario político que le deja en una situación muy complicada para gobernar en estos seis meses restantes hasta las próximas elecciones municipales de mayo.

Aparte, hay otro edil, Javier Alonso, que dejó Ciudadanos para pasar también al grupo de no adscritos, que no forma parte de este pacto de la oposición.

«De 17 concejales que hay en el Ayuntamiento, la realidad es que seis ediles del PP no pueden decidir el futuro de Benicàssim, no podemos dejar todas las decisiones importantes en sus manos porque no representan a la mayoría de la población», según explicó el líder de la oposición, el portavoz socialista, Miguel Alcalde.

Por este motivo, señala, «queremos intervenir en la gestión, está claro que hay diferencias políticas, no queremos una comunión, si no una intervención en la administración y en la gestión, no en los objetivos políticos, que somos muy diversos». Para ello, la primera moción será para recuperar todas las competencias de los plenos, «ya que algunas que son transferibles fueron delegadas por la alcaldesa a la junta local de gobierno y alcaldía», según indicaron Alcalde y el portavoz de Compromís, Miguel Alcalde.

«Vamos a recuperarlo para corresponsabilizarnos en esas decisiones. Y queremos que todo se apruebe por pleno», dijo Alcalde.

Sueldos

En consecuencia de «quitarles estas competencias consideramos que no es necesaria una dedicación de tantas horas y reducimos los sueldos al 50%», argumentó el portavoz socialista.

Esta será otra de las mociones, que de prosperar supondría un ahorro de 250.000 euros para las arcas públicas. No obstante, los concejales de Ciudadanos, que ahora también firman esta propuesta, votaron a favor junto al PP en el 2019 de estos sueldos, que ahora se pretenden rebajar.

La moción pretende una disminución del 50% de los honorarios. De prosperar el punto en el pleno del 25 de noviembre, el sueldo de la alcaldesa, la única con dedicación exclusiva ahora, pasaría de alrededor de 3.000 euros brutos a 1.500 en 14 pagas.

Hasta la salida de Cs del equipo de Gobierno, su portavoz, Cristina Fernández también tenía el mismo sueldo como vicealcaldesa y primera teniente de alcalde, con dedicación exclusiva.

En el caso de los cinco concejales del PP todos tienen una dedicación parcial con un sueldo bruto de 2.300 euros, que se reduciría en un 30%, quedándose en unos 1.500. También plantean disminuir en un 50% los honorarios de la asesora jurídica de la alcaldesa y la jefa de prensa del consistorio, según detalló Bonet.

Reprobación

Y una tercera moción será de reprobación a Marqués, según apuntaron desde Ciudadanos «ante la deriva autoritaria e impositiva de la actual alcaldesa quien niega cualquier diálogo o consenso con los demás grupos de la oposición».

Asimismo, subrayan «el evidente colapso técnico que está sufriendo nuestro ayuntamiento por las decisiones y el proceder de la alcaldesa, fomentando un ambiente tenso».

Presupuesto 2023

En la recta final de este año, todavía no está claro si se podrá aprobar un presupuesto nuevo para el 2023, tras arrastrar uno prorrogado por falta de acuerdo ya entre el PP y Ciudadanos.

Ahora, tras la salida de Cs del ejecutivo, los populares deben encontrar un consenso con las fuerzas políticas de la oposición para lograr llevar adelante unas cuentas para el próximo ejercicio.

En este sentido, el PSPV ya anunció días atrás que tiende la mano al PP para el presupuesto. «Estamos esperando a que la alcaldesa quiera hablar del tema. La ley dice que es ella la que tiene que presentar un presupuesto y nosotros le plantearemos nuestras propuestas de lo que creemos que necesita Benicàssim», indicó.

Está previsto que los grupos preparen sus aportaciones. No obstante, el primer intento de Marqués para empezar el anteproyecto no pudo llevarse a cabo por la falta de apoyos de la oposición para una operación de tesorería necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *