Las obras de Villa Ana concluirán en marzo y se abrirá en verano Una vez finalizados los trabajos, se procederá a instalar el mobiliario que se adquirirá con una inversión de alrededor de 20.000 euros


Foto Copyright:

Las obras de rehabilitación interior de Villa Ana, situada junto a Villa María frente a la playa l’Almadrava de Benicàssim, concluirán a principios de marzo, según las previsiones. El todavía concejal de Urbanismo, Clemente Martín, explicó que la fecha estimada de terminación de la obra “es el 2 de marzo”, por lo que los trabajos, que se iniciaron a finales de noviembre del pasado año, continuarán durante todo este mes.

Las tareas consisten en una reforma interior del edificio y también la adecuación de la terraza frontal de la villa, de una superficie de 62,68 m2; y ordenación del jardín exterior, con una superficie frontal de 293,79 m2, según contempla el proyecto, tras ejecutarse años atrás ya la rehabilitación exterior del edificio.

Una vez terminen todos los trabajos, a partir del próximo mes de marzo, se procederá a la instalación del mobiliario necesario para dotar este nuevo centro sociocultural frente al mar. Para ello, el capítulo de inversiones del nuevo presupuesto municipal para este 2017 incluye una consignación económica de alrededor de 20.000 euros, con el objetivo de dejar el edifico a punto para su puesta en marcha.

El objetivo, según señaló Martín, es preparar Villa Ana estos meses para poder abrirla y ponerla en funcionamiento “en verano”. Las obras cuentan con una inversión de 275.631 euros y un plazo de ejecución de tres meses y medio. El edificio de Villa Ana tiene una superficie de parcela de 839 metros cuadrados con una edificación de 275 metros cuadrados en planta baja y 84 metros cuadrados en una planta sótano.

La villa tendrá contemplados todos los proyectos de seguridad, climatización y protección contra incendios. Además, se ha diseñado un itinerario practicable para personas con movilidad reducida que comunique el exterior del edificio con la zona de uso ciudadano interior y con la vía pública, según informaron desde el Ayuntamiento.
La alcaldesa, Susana Marqués, destacó que la reforma de Villa Ana “es un compromiso cumplido con los ciudadanos”. “Por fin vamos a tener un espacio dotacional social para incentivar la participación ciudadana también en un inmueble que es un privilegio por su ubicación y facilidad de acceso”.

Villa Ana será biblioteca del mar

Los fines de Villa Ana serán principalmente socio-culturales. La idea es trasladar la biblioteca del mar de la isleta de Jorge Comín, situada a escasos metros, a este edificio. En la remodelación, se contemplará la creación de una zona dotada de salas de lectura y estancia pública, donde se podrá ubicar la biblioteca, zona de exposiciones, programación de conferencias y charlas. Será un espacio diáfano donde también habrá un pequeño habitáculo de control para poder ubicar sistemas de sonido o similar.

También habrá una sala de audiovisuales de 36,6 m2 preparada para la capacidad de alrededor de 50 personas; y espacios para aseos públicos, almacenes, los distribuidores y espacios de servicio. En el sótano, de 54,29 m2, se ubicará una zona de almacén y archivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *