Las obras de Villa Elisa en Benicàssim no pararán en verano para terminar este año Habrá que sustituir las vigas de la estructura metálica de la cubierta, lo que conllevará una inversión extra de unos 200.000 euros


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
Las obras de Villa Elisa no pararán en verano con el objetivo de poder acabar a finales de este año, tal y como está previsto. El concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, indicó que los trabajos continuarán durante la temporada estival de forma ininterrumpida.

Son las obras en vía pública las que no están permitidas en verano, sin embargo las que se realizan en el interior de edificios sí pueden acometerse, aunque con ciertas consideraciones como la restricción del horario, iniciando las tareas una hora más tarde tanto por la mañana como por la tarde, según aclaró el edil.

Imprevistos

Los trabajos avanzan desde que comenzaron a principios del 2018. Durante el desarrollo de las tareas han surgido algunos imprevistos como «el estado de las vigas de la estructura metálica de la cubierta, que están afectadas y que habrá que sustituirlas», según señaló el concejal.

Lo que conllevará una inversión que no se había contemplado en un principio «de unos 200.000 euros», un 14% del precio de obra, que ronda el 1.800.000 euros, cofinanciados entre Ayuntamiento y Diputación.

En este caso no será necesario realizar ninguna modificación de crédito, puesto que no se ha gastado el 25% de baja que se consiguió en la adjudicación de la obra, aclaró Díaz.

Desde el PSPV criticaron este «sobrecoste en la obra de Villa Elisa».

Inicialmente sí se contempló en el presupuesto la sustitución de la estructura metálica de la cubierta, ya que se había detectado que no era aconsejable mantenerla. Pero al picar los falsos techos se observó el imprevisto de las vigas, explicó el concejal.

Esta semana está prevista una visita oficial a la obra.

Respetar la singularidad del edificio

Los trabajos de rehabilitación de Villa Elisa tienen como prioridad, según se explicó en la presentación del proyecto, respetar la singularidad de este edificio emblemático construido en 1943. Pero al mismo tiempo se dotará de los espacios y áreas de gestión y trabajo necesarios para convertirlo en un lugar de referencia para usos múltiples.

El palacete verá remodelado completamente su interior dotándolo de sala de exposiciones, sala de actos, salón de recepciones, aulas multiusos y aulas tecnológicas entre otras dependencias que servirán para el correcto funcionamiento de todo el complejo sociocultural.Además, se habilitará una cafetería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *