Las urbanizaciones deciden dónde ubicar los buzones colectivos


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Urbanizaciones

Título fuera de noticia:

Las urbanizaciones deciden dónde ubicar los buzones colectivos

Estas zonas tienen hasta el 3 de marzo para poner a punto la nueva instalación postal

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Los vecinos de las urbanizaciones de montaña de Benicàssim ya se han puesto manos a la obra y han activado sus asociaciones para acordar dónde ubicarán los casilleros concentrados pluridomiciliarios donde recibirán el correo ordinario a partir de marzo.

Los residentes en Las Palmas, Montornés, La Parreta, Montemolino, El Palasiet o Molinás son los afectados por la medida al considerarse estos espacios como un “entorno especial”. Y es que, según la resolución, estas áreas poseen unos datos por debajo de lo necesario como para que el servicio sea obligatorio, siendo el número de habitantes censados por hectárea, el de viviendas o locales y el volumen de envíos ordinarios de media por domicilio y en cómputo anual inferior al establecido en el reglamento.

La alcaldesa, Susana Marqués, mantuvo una reunión, además de con Correos, con los presidentes o representantes de estas urbanizaciones a los que se les trasladó “un plano con los posibles emplazamientos y se les ofreció apoyo en la infraestructura necesaria de anclajes”, según manifestó la primera edila. El Ayuntamiento recurrió la resolución, sin haber obtenido todavía respuesta, aunque sí se consiguió al menos un aplazamiento.

De momento, según ha podido saber este diario, Montornés y Las Palmas están optando por emplazamientos como los clubs sociales de estas urbanizaciones, así como en La Pobla. Mientras, los de la Parreta colocarán estos buzones, casi con toda probabilidad, en una pared del retén de la Policía Local, según explicó uno de los vecinos, Diego Zaragozá. Quien indicó que durante este pasado mes se ha reactivado en esta urbanización la asociación de vecinos, “que no se reunía desde el 2004” y se han llevado a cabo diversas reuniones para abordar esta nueva circunstancia.

Estos residentes están barajando “presupuestos de buzones modulares, que no vayan atornillados en la pared para que se puedan insertar más, puesto que hay parcelas que, en la actualidad, no están habitadas”, señaló Zaragozá. Y se van a instalar unos 70 buzones de las alrededor de 120 parcelas existentes. Mientras la medida afecta a centenares de familias de todas estas urbanizaciones de montaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *