Los artistas defienden en el Rototom Sunsplash que “sin compromiso no hay arte”


Foto Copyright:

“La cultura será esencial para transmitir mensajes multitudinarios, especialmente, en los tiempos de crisis social que acechan el mundo”. Éste fue el planteamiento que se puso sobre la mesa en el debate del Foro Social del Rototom Sunsplash, moderado por el director de Mediterráneo, José Luis Valencia, bajo el lema Activismo social en arte y cultura.

El actor y director teatral Sergio Peris-Mencheta –quien lamentó la ausencia del actor Juan Diego Botto con el que asegura hacer un “buen tándem”–, el director de cine y escritor Basel Ramsis, el pintor de graffitis El Niño de las Pinturas y NEGA, de Los Chikos del Maíz, fueron los protagonistas de evaluar la situación de los artistas comprometidos en un entorno de crisis; coronados, así, por Valencia, como “los mejor escogidos para ofrecer una visión muy completa de la cultura española en el compromiso social”.

La idea clave: “prostitución”. Con este término declararon los artistas cómo se sienten “muchas veces” cuando han de recurrir a trabajos que consideran “poco éticos al objeto de hacerse visibles” e, “inversamente proporcional a la fama que se logren, así de multitudinario y efectivo será su mensaje”.

Peris-Mencheta, gran activista de la cultura, coincidió así con NEGA, que reconoció sintonizar así con el alma del músico que aprovecha sus apariciones musicales “para lanzar mensajes con voltaje político”. Y es con esta premisa con la que ha querido recordar a tantos artistas de la escena musical que han sido multados y penados por manifestarse, una realidad a la que se han sumado el resto de artistas provenientes de otras áreas profesionales recordando, por ejemplo, el caso de Willy Toledo, quien tras su último escándalo cambió su residencia a Cuba tratando de hallar en aquel lugar un ambiente de suma tolerancia.

Y es que, un artista, “debe ser comprometido por principios”, señala el músico NEGA. Aunque esto tiene también sus contras y en ocasiones puede llevar a la cárcel o a perder un trabajo, matiza. Pues no son pocos aquellos que ya no encuentran trabajo en determinadas ciudades al hacer visible su ideología e, incluso, ven anulada su imagen tras una urdida estrategia política de denostación.

ESPAÑA VERSUS EGIPO // José Luis Valencia ha propuesto un reto de suma importancia a los ponentes como parte conclusiva del debate: que comparen la situación actual del activismo en España y en El Cairo. el cairota Basel Ramsis ha podido aportar la pieza clave que determina y justifica la necesidad de que el arte incida en la revolución para hacerla efectiva.

Y es que, tal como señala, “la revolución egipcia ha marcado un antes y un después; los ciudadanos chillan, tiran piedras y se manifiestan”. Así, advierte que, aunque en España existe un movimiento “principalmente de jóvenes” que se opone al sistema, todavía queda recorrido para que el mensaje cale en la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *