Plantean una rotonda en la N-340 para crear el nuevo acceso norte en Benicàssim

Un estudio de tráfico este verano determinará su viabilidad, dado que la intensidad ha disminuido desde la liberalización de la AP-7

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim plantea a la demarcación nacional de Carreteras del Ministerio de Movilidad una alternativa para el nuevo acceso norte de la ciudad.

La novedosa propuesta consiste en la construcción de una rotonda en superficie, al mismo nivel que la N-340, 460 metros más al norte que la actual entrada.

El proyecto planteaba anteriormente una glorieta con un paso a desnivel, por lo que suponía una obra mucho mayor, puesto que requería excavaciones y pasaba por debajo de la carretera.

La actuación sugerida ahora sería de menor envergadura y coste, al plantearse el enlace al mismo nivel de la N-340. «Ahora sería posible, ya que el tráfico se ha reducido a una cuarta parte desde la liberalización de la autopista; y el que se ha quedado es más local para conectar con municipios como Castelló, Orpesa o Torreblanca», según explica el concejal de Movilidad y Urbanismo, Carlos Díaz.

Por tanto, consideran que la propuesta sería viable dado que ha disminuido la intensidad del tráfico notablemente y no se llegarían a producir retenciones que dificulten la circulación.

Desde la avenida Barcelona

La conexión se produciría desde la nueva calle que se ha creado en la avenida Barcelona, próxima a la rotonda que enlaza con la Gran Avenida Jaime I. El objetivo es concluir la media glorieta que hay al final de este vial y crear otra calle que enlace con la futura rotonda de la N-340.

Este sería el nuevo acceso norte del municipio, que mejoraría la conexión de los vecinos residentes en esta zona, que no tendrían que adentrarse en el casco urbano para coger la carretera nacional y dirigirse hacia Castelló, una actuación de lo más reivindicada.

Según el plan previsto por el consistorio, la glorieta la acometería el propio ministerio y el resto el consistorio, «adelantando la urbanización del sector 2», según señala el concejal de Movilidad.

Realizarán un estudio de tráfico

La proyección de esta edificación de planta circular en la N-340 se plantea justo debajo del viaducto del ferrocarril, que pasa elevado sobre la nacional. Se trata de un suelo de protección de infraestructuras, por lo que la expropiación sería mínima.

Mientras, el actual acceso norte, el que transcurre junto al cementerio, se mantendría para aquellos conductores que se dirijan al casco urbano o zonas próximas.

«Hemos enviado ya la posible conexión al ministerio y estamos a la espera de que estudien su viabilidad, tras la realización de un estudio de tráfico este verano, cuando mayor afluencia hay», indica Díaz. 

Acceso a la autopista

Por otro lado, el consistorio también espera poder crear desde este mismo punto la conexión con la AP-7, ya que desde su liberalización es aún más necesario. Y es que son muchos los vecinos que optarían por circular hasta Castelló a través de esta autovía, con una conexión tan directa.

En municipios cercanos como Orpesa, al tener entrada a la AP-7, ha incrementado su uso, al ser una vía rápida con la capital de la Plana.

Benicàssim también cuenta con la CV-149, que en estos momentos se está prolongando en 600 metros, desde la rotonda de la Paella hasta la avenida Mohíno, pero todavía no llega hasta el casco urbano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *