El Rototom prevé un impacto económico de alrededor de 25 millones de euros en Benicàssim El festival espera repetir las cifras del 2016 con 250.000 asistentes en 8 días. Supondrá la creación de 500 puestos de trabajo directos y 10.000 indirectos


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
El macrofestival internacional reggae que se celebra en el recinto de festivales de Benicàssim, del 12 al 19 de agosto, el Rototom Sunsplash, prevé un impacto económico en la localidad y su área de influencia de alrededor de 25 millones de euros.

Así lo estiman desde la organización, teniendo en cuenta que esperan obtener unas cifras de público muy similares a las del año pasado, cuando se registraron 250.000 asistentes durante las ocho jornadas del evento; y repetir el tremendo éxito de las últimas ediciones.

El dato se extrae «aplicando los baremos oficiales que utilizan instituciones como la Diputación de Castellón», según indicaron, recordando que la Diputación «cifra el impacto de los macrofestivales que se celebran en la provincia de Castellón (Rototom Sunsplash y FIB en Benicàssim; y Arenal Sound en Burriana) en 60 millones de euros». Aunque desde el Sunsplash reconocen que dar una cifra exacta «es complicado y sería necesario un informe exhaustivo e independiente para baremar el impacto económico que genera el festival».

Por otro lado, la celebración del Sunsplash supone la creación de unos «500 puestos de trabajo directos durante todo el año y alrededor de 10.000 indirectos», según señalaron las mismas fuentes de la organización. Aunque también apuntan en este caso que «es una cifra difícil de cuantificar». «Hay mucha gente implicada, empezando por empresas de limpieza, seguridad o imprentas, y siguiendo por las agencias de artistas, ponentes y compañías que participan en las diferentes áreas, programadores, bares y restaurantes, comercios, mercadillo, agencias de viaje para gestionar los traslados de artistas, y un amplio abanico de proveedores», enumeraron.

«Este volumen de empleos indirectos se genera sobre todo en las semanas previas al festival y durante su celebración, aunque también se extiende en algunos casos (agencias artistas, por ejemplo, o zonas de restauración) a los meses anteriores al arranque del festival», según aclararon.

Además, este año habrá un refuerzo de aproximadamente el 10% del personal de seguridad privada, según explicó el director, Filippo Giunta, sumando un total de 200 trabajadores.

La gran oleada de asistentes al festival se prevé el viernes con la apertura del cámping

Los primeros asistentes ya se están dejando caer a cuenta gotas y será este viernes, con la apertura de las zonas de acampada, a las 12.00 horas, en la jornada previa al arranque oficial del festival, cuando llegue la gran oleada. La gran mayoría de ellos se alojarán en las zonas de acampada que pone a disposición con los abonos la organización, pero muchos otros se alojarán en otros cámpings de la localidad, hoteles, hostales y apartamentos o casas. En la preventa, se están registrando asistentes de hasta 85 países.

La acampada «está dividida en varias áreas, una para familias, otra para grupos, parcelas reservadas, tiendas de campaña normales y para caravanas», según explicó el director del Rototom, Filippo Giunta. En total, hay capacidad para «alrededor de 15.000 personas y todavía no están agotadas, pero se agotarán muy pronto», dijo Giunta, quien concretó que quedan aproximadamente un 25% de las plazas libres. «Tenemos unas 10.000 plazas ocupadas», de momento, apuntó el máximo responsable del certamen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *