Travis Scott, Izal y Two Door Cinema Club triunfan en el primer día de FIB El festival arranca la edición con más compromiso social de su historia sin incidencias y con un público totalmente entregado


Foto Copyright:

Iván Checa // Benicàssim
Fotos: Sara González y P.G. Arrufat
La vigésimo cuarta edición del Festival Internacional de Benicàssim ya ha arrancado. Durante estos días más de 150.000 asistentes pasarán por Benicàssim y su recinto de festivales con tal de no perderse a sus artistas favoritos del panorama musical internacional. La primera jornada empezó con grupos de la talla de Two Door Cinema Club, Izal, J Hus o el aclamado rapero estadounidense Travis Scott. Y no defraudó.

Con la apertura de puertas, a las 18.30h se inauguró una edición más. Un momento lleno de expectación entre los medios de comunicación y con centenares (por no decir algunos miles) congregados esperando bajo el arduo sol que pegaba a esas horas.

El director del Festival, Melvin Benn, no quiso perderse el momento y dejó una imagen curiosa repartiendo agua a los fibers que esperaban a que se hiciera la hora de empezar a bailar.

El recinto iba cobrando vida también conforme avanzaba la tarde. No obstante, se nota el rodaje y la experiencia que tiene el festival y no hubo ninguna incidencia reseñable desde primera hora de la tarde. Zulu Zulu recibió con música a los fibers recién llegados y a los que ya se notaba que llevaban unos cuantos días de playa.

Pero quien verdaderamente puso inicio al FIB fue Caroline Rose, que cautivó al público con su pop y fue la primera en poner un pie en el escenario Las Palmas, abriendo así la sede más importante del acontecimiento. Junto a ella, Nadia Sheikh también sonaba en el escenario VW Driving Music FIB Club. La joven artista de l’Alcora hizo la actuación de sus sueños junto a su banda de Londres, donde lleva afincada cuatro años; y contó con fieles entre su público y los primeros fibers de la jornada.

Turno de J Hus en el escenario Las Palmas. El joven, como bien prometía, no dejó indiferente a nadie y supo animar y hacer bailar a cada uno de los fibers que llenaban la explanada del escenario. Mientras, el Beach Club seguía con su particular ambiente y fiesta propia de una playa al más puro estilo californiano, con agua y flotadores de unicornio incluidos.

Ya entrada la noche llegó otro de los grupos más esperados, Two Door Cinema Club. su pop alternativo y sus ritmos vibrantes congregaron a miles de fibers junto a ellos. Saltos, tarareos y una felicidad compartida inundaron el ambiente con su llegada. No faltaron en su concierto alguno de los clásicos del grupo como What you want.

Cabeza de cartel

La noche acababa de empezar y se presentaba larga. El esperado cabeza de cartel Travis Scott era el siguiente. Aunque se hizo un poco de rogar y empezó el concierto con más de media hora de retraso por la demora del jet privado el que viajaba desde Nueva York, no defraudó. Sus enérgicos temas fueron disparados uno tras otro, sin tregua alguna. El público se sumió en el éxtasis de ver al rapero americano.

Pero no solo el público. Scott también se atrevió, sumido en el éxtasis, a bajar a cantar parte de un tema entre el público asistente. En definitiva, uno de esos momentos que quedan grabados. Además, el rapero estuvo acompañado pot Kylie Jenner, celebrity y una de las hermanas de las conocidas kardashian.

Paralelamente, y totalmente solapados, actuó Izal en el escenario Visa. Pese a coincidir con el cabeza de cartel, la banda española no se quedó sola y reunió a un gran número de espectadores, la mayoría (por no decir todos) nacionales, que llenaron los alrededores del lugar de actuación. El directo de Izal es uno de los que ganan mucho. Durante hora y cuarto los artistas realizaron un recorrido por su nuevo disco Autoterapia sin dejar de lado ninguno de los temazos anteriores y que todos esperaban escuchar.

Y para acabar llegaron los DJ. En Las Palmas, Ley DJ supo adaptarse al momento y al público y lo moldeó a su gusto. Mientras otros artistas en el resto de escenarios permitían elegir a cada uno según su estilo musical preferido.

Compromiso social

El FIB, como ya anunció su director en la presentación, está viviendo una de las ediciones con más compromiso social de su historia. La Cruz Roja estuvo durante la jornada realizando labores de sensibilización para prevenir actitudes sexistas y situaciones de acoso. También, según explicaron a este periódico, cuentan con personal formado para asistir a cualquier posible víctima de una agresión sexual, si se diera el caso.

Por otra parte, la misma organización difundió mensajes de respeto y tolerancia hacia cualquier persona con el lema Todos somos FIB. La campaña pretende luchar contra la discriminación por motivos ideológicos, de orientación sexual, género o raza, entre otros, y evitar comportamientos intolerantes en el marco de la cita musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *