Un empresario construirá un hotel a primera línea de la playa Heliópolis

El promotor ha adquirido el solar junto a los Apartamentos Hawai que lleva paralizado décadas y presenta la solicitud para desarrollar el PAI

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Un promotor planea desarrollar un hotel a primera línea de la playa Heliópolis de Benicàssim, concretamente en la parcela donde comenzó a construirse la segunda fase de los Apartamentos Hawai hace décadas y que quedó paralizada y en abandono.

Una buena noticia para la localidad costera que llega en plena pandemia del covid, con una crisis sanitaria y económica que azota gravemente al turismo y, en consecuencia, al sector hotelero.

Una empresa, que ha adquirido la titularidad del suelo, ha presentado ya la solicitud para desarrollar este Programa de Actuación Integrada (PAI) para urbanizar la unidad de ejecución Ferrandis Salvador, 192, según confirmó el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Carlos Díaz. Al tratarse de un propietario único, se produce la situación de excepción licitatoria y será el propio dueño el que lleve adelante su gestión.

El hotel podrá tener hasta un máximo de siete plantas, sin poder superar la cornisa los 28 metros; o de seis y bajo cubierta, según indicó Díaz. Aunque el número de pisos concreto dependerá de las estrellas del complejo.

Salió a subasta

Alrededor de 30 personas mostraron su interés, en abril del 2018, por pujar por esta parcela, que salió a subasta, ya que la mercantil propietaria (Agrícola Éxito SL) entró en concurso de acreedores.

El terreno ya se puso en el mercado una vez anteriormente, pero su venta se declaró desierta. El proceso se repitió pero sin una cantidad mínima, por lo que quien más dinero pusiera en el sobre se lo llevaba. Fue un fondo de inversión el que se hizo con la propiedad.

Este solar es uno de los pocos que quedan en la localidad para construir un hotel en primera línea de mar, por lo que resulta muy atractivo. Pero tiene algunas condiciones que reducen su rentabilidad.

Condiciones

Y es que deberán ceder una planta al Ayuntamiento para párking público; y en la parte delantera realizar una zona verde, que quedará como jardín de 400 m2, según define la ficha urbanística. Además, tendrán que ampliar en un metro más el pasillo que da acceso a la playa.

Cuestiones que fueron incluidas como condiciones en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que realizó el consistorio para cambiar el suelo a hotelero.

Un empresario libanés también se interesó por este solar hace 20 años, donde quería proyectar un lujoso hotel de cinco estrellas con spa de agua marina y un embarcadero delante, pero decidió desistir tras el 11-S.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *