Voluntarios de Benicàssim serán confidentes para posibles casos de violencia contra las mujeres Personal de las casetas del recinto y colaboradores de la comisión de fiestas, además de la Policía Local, lucirán una insignia identificativa para que mujeres que puedan estar en riesgo o que sufran algún tipo de acoso sepan que ellos pueden ayudarles


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
El Ayuntamiento de Benicàssim ha puesto en marcha una nueva campaña contra la violencia de género, que se va a desarrollar durante la celebración de las fiestas de Santo Tomás de Villanueva 2017, que arrancan oficialmente este viernes, 15 de septiembre.

“Estamos seguros de que cualquier ciudadano daría ayuda a una mujer que se encontrara ante un riesgo potencial de acoso o violencia, pero muchas veces las víctimas no confían en recibir esa asistencia de manera discreta y lejos del control del agresor. Por este motivo, hemos decidido poner en marcha esta campaña en la que personas voluntarias de la localidad se identificarán como voluntarios seguros. Cualquier mujer que sufra algún tipo de violencia o agresión, podrá acercarse a estas personas y discretamente pedir ayuda. Así, se iniciará un protocolo en el que se protegerá a la mujer y se tomarán medidas contra el agresor”, ha señalado la concejala de Igualdad, Vanessa Batalla, en la presentación de la campaña del Ayuntamiento de Benicàssim.

La concejala ha destacado que se trata «de una experiencia piloto en estas fiestas y vamos a ver si es efectiva y conseguimos que no se produzca ningún caso ni ninguna mujer se sienta acosada o agredida. Sabemos que en fiestas son momentos en los que, por distintas circunstancias, podría haber casos de agresión y vamos a tratar de acabar con ellos”.

Las personas voluntarias de esta campaña estarán identificadas con unas pequeñas chapas colgadas en la ropa y de manera visible pero discreta. Las identificaciones, tendrán el icono de Benicàssim ciudad segura y libre de violencia contra las mujeres, con el fondo lila y también la impronta del 016, el teléfono gratuito de atención a las víctimas de violencia.

Las personas que llevarán estas identificaciones se podrán encontrar entre los empleados de las casetas del recinto festero, entre los colaboradores de la comisión de fiestas y también algunos ciudadanos que se han mostrado interesados en colaborar con la campaña. Todos ellos tendrán siempre el apoyo de la Policía Local y los servicios municipales, que estarán atentos para intervenir en caso de que se detectara algún suceso.

Vanessa Batalla ha dado las gracias a los responsables de las casetas por implicarse en esta campaña de erradicación de violencia contra las mujeres, ya que también lucirán el distintivo en el que mostrarán su repulsa contra la violencia.

“La sociedad es por fin consciente de que todos podemos actuar y nuestra colaboración puede ser vital para evitar la violencia contra las mujeres. Por eso, queremos que los ciudadanos sepan que pueden también ser un punto de confianza para poder iniciar la acción para librar a una víctima de su agresor”, ha dicho Batalla, quien ha añadido que «no se trata de que los voluntarios tengan que hacer ningún tipo de actuación extraordinaria contra el agresor, sino simplemente ayudar a cualquier mujer que se sienta agredida a encontrar la ayuda necesaria sin miedo, con discreción y rápidamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *