Benicàssim aprueba su participación en el proyecto de recogida de aguas pluviales El sistema de drenaje que se pondrá en marcha con este proyecto consiste en una superficie permeable cuya piel está formada por un sistema innovador, basado en el uso de baldosas cerámicas en stock


Foto Copyright:

El pleno del Ayuntamiento de Benicàssim aprobó el acuerdo de participación en el proyecto europeo pionero Life Cersuds, que permitirá la recogida de aguas pluviales mediante una obra de pavimentación de la calle Torre Sant Vicent, con los votos a favor de todos los partidos, con la abstención de Compromís y Ara. El proyecto cuenta con una inversión de 1,8 millones de euros que serán financiados por la UE en un 60%. La alcaldesa, Susana Marqués, destacó la importancia de la innovación en la gestión urbana para mejorar la calidad ambiental del municipio y ser más sostenibles.

El sistema de drenaje que se pondrá en funcionamiento con este proyecto consiste en una superficie permeable cuya piel está formada por un sistema innovador, de bajo impacto ambiental basado en el uso de baldosas cerámicas en stock, con bajo valor comercial.  La iniciativa puede llegar a “reducir el agua de escorrentía superficial casi en un 90% y reutilizarla para el riego, además de reducir la contaminación difusa y mejorar la calidad de las aguas con respecto a otros sistemas tradicionales” según informaron desde el consistorio. Además, “con su uso, la eliminación de contaminantes puede llegar a más del 70% en hidrocarburos, más del 50% en fósforo, más del 65% en nitrógeno y más del 60% en metales pesados, además de lograr una sustancial reducción de emisiones de CO2”, indicaron.

Los socios que forman parte de este proyecto, pionero en Europa, son el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) de Castellón,  el Centre de Ricerce e Sperimetazione per l’Industria Cerámica- Centro Cerámico de Bolonia, el Centro tecnológico da cerâmica e do vidrio de Coimbra, las empresas CHM Obras e infraestructuras, Trencadís de sempre y la Universitat Politècnica de València.

Marqués señaló durante la sesión plenaria que el Instituto de Cerámica de Castellón está estudiando “cuál será el material cerámico que actúe como filtrante”. Además destacó la importancia medioambiental de este proyecto sostenible, ya que una vez recogida el agua “después será reutilizada”.

Inversión municipal

El presupuesto municipal para este año 2017 incluye ya una inversión de 108.600 euros para el impulso de este innovador proyecto de drenaje de aguas sostenible. En total, el Ayuntamiento tiene consignada una dotación presupuestaria de 1.218.074 euros en el capítulo de inversiones, en el que se priman las actuaciones en el área de movilidad, tales como el inicio de la prolongación de la autovía CV-149 (que conecta Castellón y Benicàssim) con la construcción de la rotonda Mohíno, que cuenta con 417.024,99 euros; o la ejecución del puente sobre el barranco de Farja, de conexión entre el pueblo y la playa, y que asciende a 480.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *