Benicàssim prevé recaudar 1.100.000 euros menos por el IBI


Foto Copyright:

Antetítulo:

ECONOMÍA IBI

Título fuera de noticia:

Prevén recaudar 1.100.000 euros menos por el IBI

Se pretende volver a rebajar el tipo de cara al próximo año, pasando del 0,536 al 0,526

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

El Ayuntamiento de Benicàssim prevé recaudar alrededor de 1.100.000 euros menos por el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) en los ejercicios 2014 y 2015. Los vecinos ya han notado, por primera vez, este año, una bajada real del importe de su recibo de la contribución a raíz de las medidas fiscales aplicadas en la línea de disminución del tipo de gravamen que continuará también durante el 2015. La bajada más fuerte se ha registrado este año. Tras la modificación de la ordenanza, en la que se redujo el tipo del 0,55 al 0,536, se logró una merma de ingresos de alrededor de 800.000 euros en una previsión de recaudación de 15.606.000 euros.

Pero la apuesta por la bajada del IBI sigue y se pretende volver a rebajar el tipo de cara al próximo año, pasando del 0,536 al 0,526, “lo que supondrá recaudar en 2015 300.000 euros menos aproximadamente, con una recaudación total prevista de 15.301.000 euros”, según explicó el concejal de Economía y Hacienda, Manolo Martín-Lorente.

Medidas que ya se llevan aplicando desde inicio de la legislatura en 2011 (que se pueden observar en la tabla), aunque todavía no se reflejaban en el bolsillo del ciudadano puesto que “contribuían a paliar la subida porcentual del 10% de cada año” tras la última revisión catastral del 2006, según aclaró Martín-Lorente. Por ello, a pesar de reducirse el tipo de gravamen del 0,57 al 0,56 en el 2012, el Ayuntamiento recaudó 16.011.818, con un incremento de 800.000 euros respecto al año anterior. Y en 2013, pese a disminuirse el tipo al 0,55, la recaudación ascendía a 16.455.622 euros, es decir, 440.000 euros más.

La alcaldesa, Susana Marqués, anunció en el consejo de participación ciudadana celebrado esta semana la apuesta del equipo de gobierno por la bajada “más agresiva de las tres propuestas” que se han estado barajando estos meses para aplicar para el próximo año con el objetivo de reducir de nuevo este recibo cuyo tipo de gravamen se pretende fijar en el 0,526 para el 2015. Marqués indicó que es la rebaja que se puede permitir el consistorio para “poder continuar garantizando los servicios sociales y gratuitos que se prestan a la ciudadanía como la gratuidad de los libros de texto o de las escuelas infantiles”.

El próximo ejercicio presentará otras ventajas fiscales, además, como la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda efectuar el pago de este impuesto de forma fraccionada en cuatro plazos, cuando antes únicamente podían beneficiarse de esta medida los desempleados. Y continúa la bonificación del 5% por la domiciliación del recibo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *