Benicàssim reforzará la seguridad en la cabalgata de Reyes


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Seguridad

Título fuera de noticia:

Benicàssim reforzará la seguridad durante la cabalgata de Reyes

El Ayuntamiento colocará vallado por primera vez en el recorrido del desfile con más concentración de público, entre el hotel Bersoca hasta la calle del Desert

 

E.BELLIDO // BENICÀSSIM

La seguridad se reforzará esta Navidad en Benicàssim tratando de garantizar que los actos más multitudinarios de estas fiestas se celebren con las mayores garantías de normalidad y sin incidentes. El Ayuntamiento aplicará mayores medidas de seguridad este año en eventos puntuales como la fiesta de Nochevieja en el pabellón municipal o la cabalgata de Reyes con el objetivo de prevenir y evitar posibles tragedias como la del Madrid Arena, en la que cinco jóvenes de entre 17 y 20 años perdieron la vida tras una avalancha humana producida en una fiesta de Halloween en 2012; o la del pequeño de seis años que murió el año pasado al ser atropellado por el tractor de una de las carrozas de la cabalgata de los Reyes Magos en Málaga capital.

Por ello, la principal novedad del desfile de reyes de este año será “el refuerzo de la seguridad durante el recorrido, especialmente entre los tramos con mayor afluencia y concentración de público –gran parte de este compuesto por niños–, desde el Bersoca hasta la carretera del Desert aproximadamente”, según anunció la alcaldesa de la localidad, Susana Marqués. “Tenemos que garantizar la seguridad por encima de todo”, afirmó la primera edila, al explicar que en este evento, que transcurre desde la avenida Barcelona hasta Les Corts, es bastante común que los niños se suelten de la mano de sus padres para coger caramelos y es conveniente prevenir. Por lo que esta vez la Policía Local reforzará la seguridad del evento con la colocación de vallado por primera vez en este tramo durante la noche de cabalgata.

La fiesta de fin de año no será para menos. Y el aforo del pabellón Torre Sant Vicent, donde se celebrará un multitudinario baile con la música de la orquesta Óxido, se controlará por segundo año consecutivo de forma exhaustiva. La concejala de Fiestas, Carolina San Miguel, indicó que se permitirá la entrada solo de 1.560 personas, tal y como autoriza la normativa según los metros cuadrados del espacio, “cumpliendo con las normativas legales con la celebración de eventos con gran afluencia de público”. Así lo señalaron tanto la responsable de los festejos como la alcaldesa tras la realización de la correspondiente reunión de seguridad mantenida entre los técnicos y responsables de esta área en el Ayuntamiento con el objetivo de fijar también las tareas de montaje y desmontaje de la infraestructura para estos populares actos y de velar por la máxima seguridad durante su transcurso. San Miguel añadió que se “mantendrá el mismo aforo que el año pasado”, cuando se aplicó la medida por primera vez, y se velará porque “sea un éxito como la pasada edición”.

Y es que al ser una fiesta, además, gratuita, y multiplicarse los residentes en la localidad durante esos días festivos considerablemente –que optan por pasar la Nochevieja en apartamentos en Benicàssim– son muchos los jóvenes que está previsto de nuevo que asistan al pabellón a disfrutar de la actuación. Las puertas se abrirán a las 00.30 horas, aunque se prevé que la franja horaria de mayor apogeo sea en torno a las 02.00 y 04.00 horas cuando comiencen a cerrar los pubs del municipio que también abren esa noche especial para celebrar la última noche del año.

MEJOR CONTROL DE AFORO // El Ayuntamiento de Benicàssim también pretende mejorar el sistema de control del aforo que se comenzó a aplicar el año pasado perfilándolo año a año. La pasada edición fue por entradas y fueron muchos los que a partir de una hora determinada no pudieron entrar ya en las instalaciones y disfrutar de la fiesta, puesto que fue un auténtico éxito de convocatoria y pronto se llenó. Los perjudicados que se quedaron sin entrar defendían que mucha gente de la que había entrado ya había salido y regresado a sus casas, alegando que el aforo no estaba a tope. San Miguel ha declarado que esta vez se tratará de mejorar el sistema implantando alguna otra fórmula que se está estudiando y que se controlará tanto la entrada como la salida para permitir que en todo momento puedan estar disfrutando de la fiesta el número máximo de personas permitidas por la normativa. También se contará de nuevo con vigilantes y medidas de seguridad como una ambulancia, según indicó la edila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *