Benicàssim renovará el arbolado tras sufrir daños cuantificados en casi 60.000 euros por las tormentas


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Medio Ambiente

Título fuera de noticia:

Renovarán el arbolado tras sufrir daños de casi 60.000 euros por las tormentas

El balance muestra que se han visto dañados 55 ejemplares de gran arbolado en varias ubicaciones

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

El Ayuntamiento de Benicàssim elaborará, a través de Medio Ambiente, un plan de renovación del arbolado tras los terribles daños sufridos con las últimas tormentas. Y es que el informe realizado sobre la masa forestal afectada en jardines públicos muestra que han sido un total de 55 los árboles de gran magnitud que padecieron las inclemencias del temporal que azotó la localidad con fuertes vientos, lluvia y granizo.

Los daños en las zonas verdes se produjeron en hasta 22 ubicaciones en calles con arbolado y jardines del municipio. La avenida Ferrandis Salvador, el parque de Illes Columbretes y el de las Naciones, han sido los más afectados.

Respecto a las especies, las más numerosas fueron las falsas acacias o acacias blancas (Robinia pseudo acacia) con 14 ejemplares dañados, seguidos por el pino carrasco (Pinus halepensis) con siete.

«Resulta muy duro hacer este tipo de valoraciones y ver como grandes árboles que han estado en nuestros jardines, en unas horas se desgajan por el viento sin poderlo evitar. Por eso es importante que ahora, pensemos en la mejor manera de recomponer la situación y reponer nuestras zonas verdes para que vuelvan a lucir un aspecto lozano para los vecinos», explicó el concejal de Medio Ambiente, Clemente Martín. Quien añadió que desde el Ayuntamiento “hemos planteado que no queremos conformarnos simplemente con una reposición de árboles, sino que vamos a realizar un estudio para ver qué especies se acomodan más a nuestros jardines en función del clima y la zona donde se planten para que puedan agarrar con fuerza y no se repitan tantos daños».

Y es que, según reveló Martín (también edil de Urbanismo), además del daño natural, el coste de todos los trabajos de limpieza, retirada de árboles, poda, entre otros, ha supuesto una inversión de 56.596 euros».

Mientras se termina de devolver la normalidad a la localidad, con el fin de evitar posibles incidentes con alguno de los árboles dañados, “realizaremos los estudios necesario para determinar las mejores especies para replantar y esperar el momento adecuado para su plantación, que suele ser, según especies, de cara al otoño o una vez pasado el invierno», dijo el edil.

«Además este margen nos permitirá consultar con los vecinos de las zonas afectadas para solicitar su opinión y poder hacerles partícipes de la mejora de sus jardines», concluyó Martín.

Benicàssim todavía mira al cielo ante la posibilidad de nuevas tormentas de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *