Benicàssim reparte 3.000 pulseras para promover unas fiestas con respeto hacia las mujeres También se instalará un punto violeta el Día de las Paellas, en el bulevar, entre el recinto y el polideportivo, para atender cualquier consulta


Foto Copyright:

Redacción //Benicàssim
El Ayuntamiento de Benicàssim está repartiendo 3.000 pulseras para promover unas fiestas con respeto hacia las mujeres y contra la violencia de género, según ha explicado la concejala de Igualdad, Vanessa Batalla.

“Sabemos que las fiestas es un momento sensible en el que la gente se divierte, pero también está más concienciada de que hay que ser firme contra cualquier caso de agresión, tentativa o violencia de género. Por eso hemos querido poner en marcha esta campaña de reparto de pulseras con el lema No es no, que viene a ser una declaración de intenciones para quienes la llevan en petición de respeto”, ha apuntado la edil.

En total, se repartirán 3.000 pulseras que se han estado entregando, por un lado con los programas de fiestas y, por otro, también se repartirán el próximo día 25, Día de las Paellas, “porque en esa jornada, donde se incrementa exponencialmente el número de asistentes, queremos que la lucha contra la violencia tenga más eco porque además lo incluiremos dentro de la campaña Todos los 25 son 25 de noviembre y volveremos a destacar, una vez más, que Benicàssim rechaza y repulsa cualquier caso de violencia contra las mujeres”, ha manifestado Batalla.

Punto violeta

Además, este año se ha dispuesto también, desde la Concejalía de Igualdad y en colaboración con Cruz Roja, que se instale un punto violeta en la ciudad que pueda informar y atender cualquier consulta relacionada sobre la violencia de género.

Este punto violeta estará situado en el bulevar de la antigua estación, en un lugar intermedio entre el recinto de las paellas y el polideportivo donde se celebrará el concierto de la noche.

Este espacio funcionará durante toda la jornada y estará atendido por una asistente social y una psicóloga, además de voluntarios con formación especial en el trato de casos de violencia.

Desde el punto violeta se realizará una doble labor, por un lado la de sensibilización a la ciudadanía que se realizará por parte de los voluntarios; y, por otro, la de atención e intervención ante la solicitud de ayuda por un caso de agresión o acoso.

Batalla ha señalado que este espacio se integra dentro del dispositivo de seguridad del día de las paellas y trabajará de manera totalmente coordinada con la policía local y la guardia civil, pero será también un enlace con los participantes de la jornada de una manera más cercana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *