Benicàssim trabajará por modernizar la zona azul y que se pueda pagar con el móvil El último pleno aprobó por unanimidad de todos los partidos una moción de Compromís para instar a la empresa encargada a realizar un estudio de viabilidad para implementar esta innovación durante el verano del ejercicio 2019


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
El Ayuntamiento de Benicàssim pretende modernizar el estacionamiento en la zona azul con la aplicación de mejoras tecnológicas que permitirán renovar el servicio y realizar los pagos desde el propio teléfono móvil de los vecinos, visitantes o turistas.

El último pleno aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos una moción de Compromís, presentada por la concejala Helena Salvador, para instar a la empresa encargada a realizar un estudio de viabilidad para implementar esta innovación durante el verano del ejercicio 2019.

También se solicita la aplicación de un sistema a través de app u otros «que faciliten las opciones de abono, la información sobre las plazas libres y otras relacionadas con esta prestación, como horarios, áreas habitadas, infracciones, notificación de finalización del tiempo de aparcamiento o zonas para personas con capacidades diferentes», según se especifica en el texto.

Los próximos pliegos lo incluirán

El documento incluye que las próximas condiciones de pliegos para el nuevo contrato contemplen estos requisitos y requiere a los técnicos del consistorio y los departamentos correspondientes la redacción de un análisis jurídico y técnico para conocer las posibles vías de modificación del actual acuerdo.

Asimismo, si fuera necesario se realizaría una modificación de la ordenanza fiscal reguladora de tasas de aparcamiento de vehículos, incluyendo los medios digitales o los electrónicos como forma de ingreso, según apuntan.

Destino Turístico Inteligente

La alcaldesa, Susana Marqués, manifiesta que esta iniciativa será «muy positiva y es un paso más dentro de la estrategia de convertir Benicàssim en destino turístico inteligente». Además, apunta que el próximo año hay que renovar la concesión y confirma que se incluirá en los pliegos.

La concejala de Turismo, Elena Llobell, también declara que se trata de una medida que «encaja perfectamente» dentro de lo que pretenden hacer, «posicionando Benicàssim como un lugar adaptado a las nuevas tecnologías».

Por su parte, Salvador detalla que el servicio actual es «un sistema de aparcamiento arcaico para un municipio turístico como el benicense» y explica que «en localidades como Sevilla ya se están implantando mejoras de este tipo con un notable éxito».

El servicio de la zona azul entró en funcionamiento la pasada Semana Santa en la ciudad y continuará de forma ininterrumpida hasta finalizar la temporada, en el mes de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *