Compromís de Benicàssim denuncia ante la Comisión de Peticiones las valoraciones catastrales del municipio El concejal del grupo, Joan Bonet, ha denunciado los valores catastrales que los inmuebles de la localidad costera tiene asignados, al considerarlos "abusivos"


Foto Copyright:

El concejal y miembro de Compromís en Benicàssim, Joan Bonet, ha denunciado ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, los valores catastrales que los inmuebles de la localidad costera tiene asignados, al considerarlos «abusivos». Según consta  en el escrito presentado en la Comisión de Peticiones, se hace referencia al Comité Permanente sobre el Catastro en la UE, según el cual, el valor catastral tiene una utilización eminentemente fiscal, siendo necesario adoptar determinadas cautelas en su determinación que permiten que las oscilaciones que se producen o se pueden producir en el mercado inmobiliario no hagan necesaria su modificación, excepto en el caso en que estas oscilaciones sean sustanciales. Por lo tanto, «como en la actualidad los valores de los inmuebles han sufrido una caída sin precedentes, con pérdidas de valor de la mitad del importe que se fijó en 2007», Bonet pide una «actualización para adaptar a la realidad estas valoraciones».

Además, según el mismo Comité del Catastro de la UE, para la fijación del valor catastral, «el teórico valor de mercado obtenido, se multiplicará por un coeficiente de referencia al mercado establecido actualmente en 0,50». También, los valores catastrales obtenidos mediante la aplicación de las diferentes normas y coeficientes, reflejarán aproximadamente el 50% de los valores de mercado detectados, para que tengan una cierta estabilidad en el tiempo, por lo cual urge una revisión con valoraciones reales, puesto que los valores actuales o definen la realidad inmobiliaria, o están incluso por encima de ella, por lo tanto, la base para calcular el impuesto sobre bienes inmuebles, dobla realmente la recomendación del Comité.

Bonet, entre la documentación adjuntada, ha aportado también las más de 3400 firmas recogidas en la localidad, en las cuales se pedían medidas para valorar de acuerdo con la realidad los inmuebles urbanos, bajadas del IBI o la regulación del impuesto de la plusvalía, así como la evolución de los precios del mercado según el Instituto Nacional de Estadística o la norma de multiplicación por 0,50 de los valores de mercado de los inmuebles, pidiendo a la Comisión de Peticiones. “Entiendo que se vulnera la normativa recomendada en el Comité Permanente sobre el Catastro en la Unión Europea en cuanto a la periodicidad en las valoraciones y actualizaciones catastrales, que en la mayoría de países más poblados de la Unión, se realizan en un intervalo comprendido entre 4 y 6 años (Anexo 4), a excepción de España, Italia y Bélgica (cada 10 años)”.

“La valoración de bienes inmuebles y su proceso, recogida a su vez en la documentación existente en el citado Comité Permanente sobre el Catastro”.

“La vulneración del principio de igualdad entre territorios que el estado español ha realizado, al valorar con precios excesivamente elevados, las unidades urbanas y urbanizables de localidades turísticas, como es el caso de Benicàssim, sin una corrección rápida en el tiempo, puesto que estas precisamente son las primeras afectadas cuando se produce un desplome, como el ocurrido desde el 2007 hasta la actualidad”.

“Todas estas demandas han sido recogidas en el escrito presentado a la Comisión de Peticiones y suponen un paso adelante, por el compromiso, que tanto yo, como mi grupo político, adquirimos al presentarnos hace casi dos años en las elecciones municipales en Benicàssim”, ha remarcado Joan Bonet, que ha finalizado pidiendo una «fiscalidad justa para los vecinos y vecinas, que llevan 10 largos años sufriendo la confiscación de sus ahorros, mediante un impuesto que dobla (al menos) la realidad de los valores inmobiliarios actuales».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *