Determinarán el dinero para los festivales según su repercusión


Foto Copyright:

Antetítulo:

CULTURA Festivales de música

Título fuera de noticia:

Determinarán el dinero para los festivales según su repercusión

El Ayuntamiento de Benicàssim considera que los dos grandes festivales, FIB y Rototom, ya son parecidos y con un impacto similar

EVA BELLIDO // BENICÀSSIM

El Ayuntamiento de Benicàssim está estudiando, en la actualidad, la cantidad económica que destinará este año a los grandes festivales de música que se celebran en la localidad costera durante los meses fuertes de verano, FIB y Rototom Sunsplash. A falta de ultimar el presupuesto municipal del 2014, el equipo de gobierno popular perfila también el dinero que consignará en apoyo a la celebración de estos macroeventos como cada año.

La alcaldesa, Susana Marqués, explicó a este periódico que el consistorio también repartirá la ayuda “según el impacto de cada certamen, teniendo en cuenta aspectos como la cifra de asistentes cada jornada (baremo que utilizará de ahora en adelante la Diputación de Castellón), pero también otros como la repercusión mediática o económica, entre otros”.

La concejala de Festivales, Carolina San Miguel, añadió que el número de asistentes “se tendrá muy en consideración, pero también se valorarán otros aspectos como las distintas nacionalidades de procedencia del público, que son mercados muy diferentes, pero nos interesan todos”.

Los pliegos que ha preparado la institución provincial “se tendrán en cuenta y serán estudiados por nuestros técnicos para ver si se pueden establecer las mismas condiciones. Los criterios nos parecen perfectos. Pero la cantidad económica todavía está por fijar, en función de nuestra situación y teniendo en cuenta también que este año dejaremos de ingresar 1,5 millones de euros por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)”. Aparte, el ejecutivo baraja cómo formalizará esta especie de subvención, que probablemente será a través de un contrato de esponsorización como años anteriores, según adelantó Marqués.

El Festival Internacional de Benicàssim ha recibido habitualmente cada año de las arcas municipales alrededor de 200.000 euros, con excepción de su última edición, cuando por encontrarse en concurso de acreedores no pudo obtener la ayuda por razones legales.

Al haber salido del proceso satisfactoriamente, la cita ‘indie’ este año sí podrá contar con estos ingresos para la organización y el impulso de su importante XX aniversario. Mientras, el Rototom recibe de forma anual desde su llegada al municipio en 2010 una subvención de 59.000 euros que, de momento, se ha mantenido. Aunque la primera edil considera que ya “no hay un hermano mayor y otro pequeño. Los dos son festivales con mucho público y repercusión, y son posiblemente iguales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *