Detienen a un joven sin carnet tras saltarse un control y casi atropellar a un agente en Benicàssim


Foto Copyright:

Antetítulo:

SUCESOS Detenciones

Título fuera de noticia:

Detienen a un joven sin carnet tras saltarse un control y casi atropellar a un agente en Benicàssim

Al darse a la fuga, en la persecución, el conductor perdió el control del coche en un ‘volantazo’ y se empotró contra un vehículo estacionado en la Gran Avenida Jaime I y también contra la puerta del párking de Mercadona

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Un joven de 18 años que conducía sin carnet, procedente del Grao de Castellón, fue detenido en la madrugada de este jueves en Benicàssim tras saltarse un control de la Policía Local y casi atropellar a un agente. El arrestado conducía un Renault Twingo de color negro con tres ocupantes, todos menores de edad (16 y 17 años) y bajaba a una velocidad “rápida y sin luces” por la cuesta del Voramar desde Orpesa cuando justo unos policías se encontraban montando un control en el puente del Voramar, con la correspondiente colocación de conos y señalización.

Por ese motivo, según fuentes policiales, “un agente le hizo señales para que parase, pero el conductor, sin embargo, empezó a acelerar, debiendo saltar el policía para evitar el choque”. Al darse a la fuga, los agentes, que se encontraban en el lugar con dos vehículos para el control, iniciaron una persecución desde el Voramar por la avenida Barcelona.

Fue justo en el cruce con la avenida Jaime I cuando el conductor que estaba huyendo, al ver aproximarse otro vehículo de la Policía Local de cara (que era el tercero que se dirigía al control) desde el casco urbano hacia ese punto, perdió el control al pegar un ‘volantazo’ para cambiar de dirección y tomar la avenida Jaime I, según indicaron las mismas fuentes. La huída terminó en accidente, pues el pequeño coche (Twingo) se empotró entonces contra un vehículo que había estacionado en la parte izquierda de la calzada y después contra la puerta de la entrada del párking de Mercadona, en la otra acera.

Tras la colisión, “uno intentó huir pero fue interceptado y los otros tres se quedaron en el coche heridos de diversa consideración, con contusiones y una posible pierna rota, y fueron trasladados al Hospital General de Castellón”, informaron.

El conductor fue detenido, imputándole “un delito de atentado contra agentes de la autoridad, darse a la fuga y conducción temeraria”, según afirmaron desde la Policía Local. También le fueron practicadas las pruebas de alcoholemia y drogas, resultando negativas, según las mismas fuentes. El arrestado fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil en Benicàssim para pasar a disposición judicial y tomarle declaración. Al parecer, tiene 18 años recién cumplidos y solo dispone de carnet de licencia de ciclomotor, clase AM. Y conducía un coche previsiblemente de un familiar, al compartir el mismo apellido con el titular. No era robado, según ha podido saber este periódico.

El aviso entró a las 3.30 horas al CICU, alertando de “un accidente de tráfico con varios heridos”. Hasta el lugar se trasladaron dos unidades de soporte vital básico (SVB) y una unidad del servicio de ayuda médica urgente (SAMU), que asistieron a los heridos. “Dos de ellos, un joven de 16 años y otro de 17 sufrieron policontusiones y fueron transportados por una de las unidades de SVB, y el tercer atendido, otro joven de 17 en el SAMU por politraumatismo”, señalaron desde el CICU.

También se movilizaron bomberos del parque de la Plana Alta para ayudar a sacar a uno de ellos, que se encontraban atrapado en el interior del coche, así como la Guardia Civil de Benicàssim.

El suceso ocurrió entre las 3 y las 4 de la madrugada y despertó a algunos de los vecinos de la zona, que se levantaron preocupados por escuchar “fuertes gritos” en esta tranquila zona del principio de la gran avenida por el norte. Testigos del momento de la detención explicaron que se vivieron “momentos de tensión para interceptarlos”, relatando que se alarmaron especialmente al escuchar “no saques la pistola”. Los vecinos también oyeron cómo varios de los implicados decían “conducía yo”, “no, conducía yo”, tratando de asumir varios la responsabilidad de los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *