El Ayuntamiento de Benicàssim recibe los informes de Carreteras para desbloquear el tanatorio La alcaldesa afirma que destinarán este año 342.000 euros para ejecutar la urbanización exterior y el alumbrado que permitirá definitivamente poner en marcha los servicios del tanatorio


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
El Ayuntamiento de Benicàssim destinará este año 342.000 euros para ejecutar la urbanización exterior y el alumbrado que permitirá definitivamente poner en marcha los servicios del tanatorio, según anunció este jueves la alcaldesa, Susana Marqués.

La munícipe informó de que el consistorio ya ha recibido definitivamente la autorización de la dirección de carreteras del Ministerio de Fomento que permitirá desbloquear el proyecto e iniciar su finalización, «tras las reiteradas peticiones a los responsables de ese organismo ministerial». Y añadió: «Ahora ponemos la maquinaria en marcha para que este proyecto para la localidad sea una realidad cuanto antes».

“Es una buenísima noticia ya que estas instalaciones son muy necesarias para las familias benicenses, sobre todo en momentos muy sensibles, donde es necesario contar un un servicio discreto, digno y bien acondicionado”, señaló la munícipe.

«Por fin estamos acabando de solucionar todos los problemas que el tripartito dejó empantanados durante años. En este caso, el anterior gobierno bloqueó, con su pésima gestión, una instalación que es esencial para los ciudadanos. Ha costado muchos años lograr lo que ellos no hicieron, que era pedir la autorización de Carreteras para poder acceder al edificio», dijo.

Y aseveró: «Su mala praxis les llevó a construir un edificio que se quedaba aislado porque no habían pedido al Ministerio de Fomento; una autorización que era necesaria, debido a la ubicación del tanatorio benicense en la zona de afección de la N-340», pues este edificio se levanto a escasos metros de la vía estatal.

Marqués insistió en que es «uno más de los empastres del tripartito. Paralizó Villa Elisa, construyó sin permisos de acceso un tanatorio, creó una entidad fraudulenta como la DTB, dejó una deuda municipal de 17 millones de euros y ahora, ha tardado tres años en firmar el contrato de obra para acabar el CEAM. Son ejemplos de lo mal que le va a Benicàssim cuando gobierna la izquierda tripartita».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *