El Ayuntamiento finiquitará la expropiación del recinto de festivales en septiembre

El consistorio ya ha enviado de nuevo las citaciones a los propietarios para convocarles para cobrar, pero los que lo deseen pueden hacerlo antes

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim ya está retomando el proceso de expropiación del recinto de festivales, tras haber quedado suspendido el último trámite en marzo por la declaración del estado de alarma, y prevé finiquitarlo dentro de tres meses.

Para ello, los técnicos han preparado y enviado de nuevo las citaciones a los cerca de 40 propietarios de los terrenos para que acudan a cobrar los cheques al consistorio la primera semana de septiembre, según explicó ayer el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz.

No obstante, “aquellos que deseen recibirlo antes pueden pasarse cuando quieran ya por el consistorio”, según indicó el edil.

De este forma, se hará entrega de las actas de pago y ocupación y el recinto de festivales pasará a ser ya de titularidad municipal, tras un proceso que se está alargando cerca de dos años.

El equipo de gobierno pretende así poner fin a 20 años de alquileres de este espacio para la celebración de festivales, primero el FIB y después otros como el Rototom, el Sansan, el Benicàssim Electrònic Festival y otros nuevos que se incorporan a la agenda como el Sound of People, que iba a estrenarse este año pero que finalmente ha tenido que suspenderse por la pandemia del coronavirus.

También se pretende acabar con la inestabilidad que suponía la dificultad para cerrar contratos a largo plazo con todos los propietarios y la incertidumbre de la disponibilidad del suelo para el Ayuntamiento y los promotores.

Con el suelo municipal el objetivo también será poder invertir para modernizar el espacio, que tras 20 años ha quedado obsoleto y necesita mejoras, así como la construcción de infraestructuras fijas que permitan consolidar un recinto de conciertos y eventos para todo el año.

La compra de este suelo supone una inversión para el consistorio de más de tres millones de euros. El Ayuntamiento pidió un préstamo para poder llevarlo a cabo, que muy pronto amortizó.

El precio que se fijó por m2 es de 15,79 euros, pero los propietarios no están conformes y buscan amparo en el Tribunal de Expropiación, que será el que deberá resolver si es la cantidad adecuada o tiene que ser superior a la fijada inicialmente.

Un proceso que no interrumpe al actual, por lo que el consistorio muy pronto ya dispondrá de la titularidad de estas parcelas, donde prevén organizar todo tipo de actividades y eventos, no solo conciertos y festivales.

Celebración festivales

Debido a la crisis de la Covid-19 y a que hay que evitar la aglomeración de personas, el primer festival de la temporada, el Sansan, que se celebra en Pascua, anunció su aplazamiento a octubre. El Sound of People, que tenía prevista su primera edición en junio, también informó sobre su cancelación, a la espera de saber si podrá celebrarse en otra fecha.

Y el FIB ha sido el último en suspenderse. Falta saber qué ocurrirá con el Rototom, que tiene lugar en la segunda quincena de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *