El Ayuntamiento logra aplazar la suspensión de Correos en las casas de las urbanizaciones de montaña


Foto Copyright:

Antetítulo:

SOCIEDAD Reivindicaciones vecinales

Título fuera de noticia:

El Ayuntamiento logra aplazar la suspensión del servicio de Correos en las urbanizaciones

El recorte afectará concretamente a 1.239 vecinos benicenses de las urbanizaciones de montaña Las Palmas, Montornés, La Parreta o el Palasiet, consideradas como un “entono especial” para la empresa de transportes

R.D. // BENICÀSSIM

El Ayuntamiento de Benicàssim ha conseguido, de momento, frenar la paralización de los envíos postales en las casas de las urbanizaciones de la localidad, a raíz de la resolución emitida por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. La alcaldesa, Susana Marqués, se reunió este miércoles con la directora de la oficina de Correos de Benicàssim y un responsable del área y otro de Valencia, para conocer con más exactitud la situación y el proceso que se va a llevar a cabo durante este 2014.

La medida afectará a más de 1.000 vecinos de Las Palmas, Montornés, Montemolino, La Parreta o el Palasiet, que, según un Real Decreto del 2007, dejarán próximamente de recibir el correo ordinario en la puerta de sus viviendas. Para ello, Correos ha fijado un plazo máximo a cada urbanización para instalar los casilleros concentrados pluridomiciliados que se solicitan, venciendo el primero el próximo 20 de enero, en el caso de Montemolino, según ha indicado Marqués.

Tras el encuentro con los responsables de la entidad, la munícipe señaló que, al menos, se ha obtenido “un aplazamiento” de este primer vencimiento, “que nos da más tiempo para informar bien a los vecinos y poder recurrir”. Y es que, según añadió la primera edila, en algunos casos los residentes se han “enterado tarde, al no haber ningún presidente de sus comunidades, y directamente por una carta”. El servicio “no se va a dejar de prestar de forma tan inmediata”, afirmó Marqués. Quien anunció que este jueves se reparte una carta informativa entre los vecinos mediante buzoneo masivo, pues aquellos afectados que no estén de acuerdo con la resolución “también tienen derecho a recurrir”.

El decreto se aprobó tras la caída de los envíos postales tales como cartas o extractos de bancos, felicitaciones o revistas con el auge de las nuevas tecnologías, según les aclararon los responsables de Correos, quienes especificaron que los telegramas, paquetes y giros postales sí se continuarán llevando a las casas. Los vecinos ahora tienen dos opciones, o aceptar la resolución y buscar un espacio común para los casilleros o recurrir. Los que no deseen instalar los buzones concentrados podrán recoger su correo ordinario en la oficina de Benicàssim, donde se guardará durante un plazo de 15 días, después sino se devolverá al remitente.

Más de 1.000 benicenses se quedarán en febrero sin recibir el correo en la puerta // El recorte de Correos del 2014 afectará a más de 1.000 benicenses. En concreto, son 1.239 las personas censadas en las urbanizaciones de montana, según ha podido saber este periódico (652, en Las Palmas; 375, Montornés; 164, Montemolino; y 48, el Palasiet), así como 719 las viviendas. Este nuevo año estos vecinos ya no recibirán los envíos postales en sus casas, salvo los certificados, tal y como se ha comunicado a los residentes a través de una carta informativa. Correos indica que en estas zonas consideradas como un “entono especial”, las entregas se realizarán mediante casilleros concentrados pluridomiciliarios que se deberán instalar en la entrada de las urbanizaciones o en espacios comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *