El consistorio contrata un abogado para cerrar las negociaciones con los dueños de los terrenos


Foto Copyright:

Antetítulo:

CULTURA Festivales de Música

Título fuera de noticia:

El Ayuntamiento contrata a un abogado para cerrar las negociaciones con los dueños de los terrenos

La concejala Carolina San Miguel explica que era “necesaria” la implantación de esta nueva figura con el objetivo de lograr finalmente los perseguidos precios únicos para todos, “propiciar un ahorro para las arcas municipales y obtener garantías de futuro de los festivales”

Un abogado especializado está encargándose de cerrar las negociaciones con los propietarios del recinto de conciertos de los festivales de Benicàssim, en representación del Ayuntamiento. Así lo confirmó a este diario la concejala de Festivales, Carolina San Miguel, quien explicó que era “necesaria” la implantación de esta nueva figura con el objetivo de lograr finalmente los perseguidos precios únicos para todos, “propiciar un ahorro para las arcas municipales y obtener garantías de futuro de los festivales”.

Y es que ante la inexistencia de un funcionario en el Ayuntamiento que pudiera dedicarse exclusivamente, en cuerpo y alma, a este tema, el consistorio ha optado por contratar a un agente externo, especializado en la materia, “que conoce muy bien el recinto, la coyuntura económica y los objetivos de la Concejalía”, señala San Miguel.

Y es que este abogado ejerció durante muchos años como técnico de Urbanismo en el Ayuntamiento de Benicàssim y ahora trabaja en la empresa de Batalla, urbanizador del truncado Polígono del Ocio tras haberse pedido una excedencia, según ha podido saber este periódico.

Ante el objetivo primordial que se marcó el ejecutivo municipal a su llegada al gobierno hace ya dos años de acabar con las diferencias de precios en los terrenos donde se celebran cada año los festivales y velar por contratos fijos a largo plazo, y al contemplar la dificultad que suponía conseguir este reto desde el Ayuntamiento, tras haber trabajado en ello el año pasado, el consistorio ha determinado que es “imprescindible esta nueva figura”.

“Es verdad que hasta ahora nunca se había contratado a un agente externo, pero también es verdad que nunca se había intentado negociar para lograr los precios únicos y normalizar esta situación”, aseveró la edila.

El Ayuntamiento ha contratado a este abogado especializado, que ya lleva varios meses trabajando a fondo en el asunto, por 6.000 euros. La responsable del área de Festivales en el Ayuntamiento de Benicàssim considera esta acción como una “inversión”, ya que revertirá en un considerable ahorro en las cuentas municipales y contribuirá a garantizar la continuidad de los festivales en Benicàssim.

Por el momento, a pesar de no haberse cerrado todavía las negociaciones con los precios de los alquileres de los terrenos tanto de la zona de conciertos como de las acampadas, el FIB sigue adelante y se celebrará del 18 al 21 de julio, a pesar de encontrarse también en un concurso de acreedores y de su deuda mantenida con sus proveedores, que ronda los cuatro millones de euros.

San Miguel explicó que el administrador concursal, Jaime Beltrán, del bufete de abogados Ernst and Young de Madrid, les indicó que en su única visita a Benicàssim, hace varias semanas, que en su opinión “hay viabilidad, que tienen vías de hacerlo y nosotros estamos trabajando con ese objetivo”.

“De hecho, están presentando toda la documentación que se les va requiriendo de temas de proyectos y todos los informes de ingeniería, etc., puesto que ya estamos trabajando desde hace un par de meses en todo esto”.

La concejala precisó que el administrador considera que el festival puede seguir adelante y no es necesario cancelarlo ni posponerlo, “en vistas a cómo ha ido siempre, ya que ha sido un festival que siempre, siempre, siempre ha sido rentable, y viendo cómo iban las ventas, que nos dijeron que iban a buen ritmo, normal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *