El pleno del Ayuntamiento exige al Gobierno que asuma el coste de las obras de la desaladora de Oropesa Toda la corporación, por unanimidad, exige al Ministerio de Transición Ecológica que se encargue del pago de los 74 millones de euros a los que el convenio firmado en 2008 condenaba al municipio a abonar en 25 años


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
El pleno celebrado hoy viernes se ha mostrado bastante exigente con el resto de administraciones públicas. En primer lugar, exigió al Ministerio de Transición Ecológica, que asuma el pago de la amortización de la construcción de la desaladora de Oropesa tras aprobar la moción presentada por el Partido Popular.

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, señaló: “Hoy Benicàssim vuelve a reivindicar que se le exima del pago de la amortización de la obra de una planta que ahora no es necesaria y que, además, en otros lugares, como en el caso de las plantas de Cataluña, fue asumida por el Gobierno de España íntegramente. Por lo tanto, es completamente injusto que, mientras a otros territorios se les dio el privilegio de pagar la infraestructura, aquí no se nos trate con el mismo criterio”.

La moción recuerda que el convenio de construcción de esta desaladora se firmó en 2008 y en él, como se comprometió el anterior gobierno municipal, Benicàssim pedía recibir al año 12.000 metros cúbicos de agua al día. Con esas previsiones, Benicàssim se abastecería únicamente de agua desalada, suponiendo según los populares un incremento de casi el 300% en el recibo del agua a los vecinos.

Además, en el convenio se estipulaba también que Benicàssim debía pagar el 18,58% de los costes de construcción de la desaladora, lo que supone que Benicàssim está obligada a devolver más de 73 millones de euros en 25 años, unos 800.000 euros al año.

Unanimidad para la mejora de las infraestructuras

También todos los partidos con representación plenaria se han unido para reivindicar mejores infraestructuras por carretera y ferroviarias en la provincia. El pleno ha exigido al Gobierno del Estado, que se implante cuanto antes el Plan de Mejora de la Calidad de las Cercanías en la Comunitat Valenciana 2017-2018, al que ya se comprometió el anterior ejecutivo popular y que tenía que entrar en vigor este mismo mes, aunque por el momento no hay fecha para su puesta en marcha.

También han exigido al Ministerio de Fomento que no prorrogue la concesión de la autopista AP-7, tras el fin de la concesión en 2019. De hecho, se ha aprobado la exigencia al Gobierno de la nación para que liberalice el tramo de la AP-7 entre el peaje de Sagunto y la salida Castellón norte de manera inmediata, mientras duren los trabajos en el corredor ferroviario entre Valencia y Castellón que causarán importantes afecciones a la línea ferroviaria.

El texto final, fusión de mociones del PP, Compromís y con la suma de la enmienda de Ciudadanos, también recoge la petición al Ministerio de Fomento y a la Dirección General de Tráfico de que se elabore un estudio de peligrosidad del tramo de la N-340, entre Montornés y el casco urbano de Benicàssim.

Otra de las reivindicaciones incluidas es que se ejecuten las obras del acceso sur ferroviario al Puerto de Castellón y establecer una conexión por carretera entre la CV-10 y los accesos sur. También que se continúe ejecutando las obras de la N-232, así como la construcción de tres nuevos tramos en la A-7 que culminarán las obras de la CV-10 entre Vilanova d’Alcolea y La Jana. Y, por supuesto, que se siga respaldando la ejecución del corredor mediterráneo ferroviario.

Mejoras en el transporte de pasajeros

El pleno también ha respaldado las exigencias municipales al Proyecto de Servicio Público de Transporte CV-003 Vinaroz-Castellón presentado por la Conselleria de Infraestructuras y que, según el Grupo Popular, «perjudica gravemente a nuestro municipio». El Ayuntamiento reivindica que se mantenga la actual línea “Castellón- Serradal-Montornés”, ya que la propuesta de la Generalitat implica que desaparezca la línea de bus urbano que permite a los vecinos de las urbanizaciones de montaña (Montornés, Las Palmas y La Parreta), poder desplazarse directamente al centro del municipio o a Castellón.

Según ha explicado el concejal de Movilidad existe un segundo perjuicio. “La conselleria ha planificado que los autobuses que acceden a Castellón por la playa, solo lleguen hasta el grao de Castellón. Allí los pasajeros deberán bajar del vehículo y enlazar con otros servicios urbanos de Castellón. Esto nos parece tremendamente dañino para la comodidad de los pasajeros y una pérdida de calidad, porque cuando se llegue al Grao habrá que esperar al siguiente transporte o desplazarse a pie a enlazar con cualquier otro servicio”, argumentó Arturo Martí.

Ante esta situación, la moción, presentada por el PP y respaldada por todos los grupos, reclama al Consell que se amplíe el recorrido de la línea 4 prevista y que tenga su término en Castellón, manteniendo una frecuencia de paso de 20 minutos.

Finalmente, el Ayuntamiento reivindica al Consell que se amplíe el horario previsto de la línea 2 que permita cubrir el horario nocturno, de manera que se permita unir las diferentes zonas de ocio de Benicàssim y Castellón y que se dé un servicio, regulado por el plan de transporte, de bus nocturno a los jóvenes de ambas poblaciones.

Accesibilidad

Finalmente, la unanimidad también se ha impuesto en la reclamación a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, para que realice las obras necesarias para convertir el albergue Argentina en una dotación mejor preparada para acoger personas con discapacidad.

La concejala de Igualdad, Vanessa Batalla recordó que hace unas semanas «los usuarios de varias asociaciones de discapacitados estuvieron allí realizando actividades y nos trasladaron su preocupación por que el centro no está suficientemente preparado para acoger a personas con discapacidad motora. El piso superior del centro solo tiene acceso a través de escaleras y, por tanto, no puede ser utilizado con normalidad con personas con una discapacidad motora”.

El albergue Argentina tiene una capacidad total de 144 plazas, pero solo 24 de ellas, que se encuentran en la planta baja, están preparadas para ser utilizadas por personas con discapacidad. Batalla apuntó: “Consideramos que unas instalaciones como las del albergue Argentina, con la alta rotación que cuentan, deberían estar mejor preparadas para acoger a personas con movilidad reducida y posibilitar que todas las personas se beneficiasen de poder quedarse allí sin problemas de adaptación. Realizar los trabajos necesarios para hacerlas accesibles sería una muestra de voluntad de universalidad de uso del albergue y creo que nos beneficiaría a todos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *