El Rototom abre con normalidad este jueves a pesar de las lluvias de la noche La tormenta no ha generado desperfectos de gravedad ni ha requerido el desalojo de los campistas. Pero hay un plan de emergencias por si fuera necesario


Foto Copyright:

E. Bellido // Benicàssim
El Rototom Sunsplash ha abierto sus puertas con normalidad este jueves, a las 14.00 horas, a pesar de las fuertes lluvias registradas esta madrugada, en torno a las 05.00 y las 06.00.

Según han informado desde la organización, la tormenta «no ha generado desperfectos de gravedad ni en el recinto ni en la zona de acampada del festival».

«En la acampada no ha habido que proceder a ningún desalojo. Hay algunas zonas encharcadas por la intensidad de la lluvia, pero sin que se haya dado ningún tipo de emergencia», han señalado.

Las mismas fuentes añaden que en el recinto de conciertos «alguna de las pequeñas jaimas instaladas ha caído por el peso del agua, pero ya se ha procedido a su restablecimiento. El resto de expositores, estructuras y escenarios están bien».

Aunque de momento la lluvia está dando tregua, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé más precipitaciones para este jueves, con una probabilidad de lluvia de entre un 55 y 65%, que aumentará a partir de medianoche a un 90%.

Plan de emergencias

La Policía Local de Benicàssim tiene preparado un plan de emergencias para actuar en el caso de que sea necesario, según han informado a este periódico.

De registrarse lluvias fuertes continuadas se procedería al desalojo de los campistas con dos autobuses, que trasladarían a los asistentes a edificios como el pabellón del polideportivo municipal, los colegios o el instituto.

Aunque afirman que la zona de acampada de los festivales es «segura en inundaciones, al estar situada en una parte alta».

También hay previsión de lluvias este viernes hasta media tarde. El tiempo mejorará después, pues para el resto de días se prevén jornadas soleadas con intervalos nubosos.

Testimonios

El equipo de Todo Benicàssim ha entrevistado a algunos de los campistas que han pasado la noche bajo la tormenta para interesarse por su situación.

«Se puso a llover anoche y estábamos aterrados, porque venga a caer agua por todas partes, nos entraba agua dentro de la tienda, por fuera era como un río, no sabíamos dónde meternos… Está todo mojado, hemos intentado secar algo de ropa, pero claro como no había sol esta mañana no se secaba…», cuenta una de las asistentes.

Una familia relata que, como es de esperar, han pasado mala noche. «Lo tenemos todo humedecido, se nos ha roto un móvil y tenemos casi toda la ropa que hemos traído mojada y tendida, los sacos húmedos…».

Para próximos años piden invertir en unas infraestructuras que ayuden a resguardar mejor las tiendas de campaña de las lluvias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *