Empresarios auguran una buena temporada, pero ven entre semana flojo

Empieza el verano con buenas expectativas para el sector turístico en Benicàssim, pero ven necesaria una mayor dinamización para atraer a clientes de lunes a jueves

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

El sector turístico de Benicàssim arranca nueva temporada con buenas expectativas, pero inciden en que es necesaria una mayor dinamización para atraer a clientes y visitantes entre semana.

Tras un mes de mayo «muy malo por la bajada de precios indiscriminada en las islas Baleares y Canarias, dos citas electorales y una Semana Santa tardía», en la que además predominó el mal tiempo, junio está siendo un mes «bueno» y para julio y agosto van «muy bien las reservas», indica Vicente Farnós, uno de los propietarios del Thalasso Hotel Termas Marinas El Palasiet.

«Para septiembre aún falta, pero será clave para definir la oferta», apunta. A lo que añade que el gran problema sigue siendo «la gran estacionalización de Benicàssim. Hasta ahora entre semana ha habido muy poca gente, incluso en el paseo marítimo, y en fin de semana vienen especialmente vecinos de Castelló».

«Menos mal que El Palasiet no es un hotel convencional y nuestra clientela busca la talasoterapia y la tranquilidad», señala Farnós.

Piscina del Thalasso Hotel El Palasiet

La falta de clientes entre semana es algo que comparten empresarios de todo el sector. Así lo manifiesta también uno de los hosteleros más veteranos y responsable del Jota’s Vistamar, Vicente Pallarés.

«El fin de semana, muy bien, pero entre semana está muy flojo», dice. Una circunstancia que suele repetirse y que les gustaría cambiar.

Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería de Benicàssim (Ehosbe), el nuevo presidente, Juan José Medina, también insiste en que los sábados funcionan muy bien, «pero falta más movimiento en domingo, lunes, martes… días en los que parece que estemos en invierno». «Hay que desestacionalizar ese movimiento y conseguir atraer más clientes entre semana», declara.

Estudian el impulso de campañas

Por este motivo, plantean idear alguna campaña enfocada a buscar una mayor dinamización de lunes a jueves y los domingos, pues los viernes también suele haber ambiente, sobre todo, en julio y agosto. «Tendremos que proponer ideas», apunta Medina al respecto.

Y es que el problema de una diferencia tan brusca de público es que no pueden «mantener la plantilla, ni prestar un buen servicio, ni encontrar personal estable», lamenta el propio Medina.

El punto álgido llegará a mitad de julio y se prolongará hasta finales de agosto. «Durante ese periodo es el meollo, sobre todo, por los visitantes y veraneantes fieles, pero también por lo que aportan festivales como el FIB y el Rototom».

Más hoteles

El nuevo presidente de Ehosbe y también miembro de la otra agrupación del municipio, la Asociación de Empresarios Turísticos de Benicàssim (AETB), destaca la importancia de abrir nuevos hoteles en la localidad costera, para que así aumente el número de camas disponibles.

Por su parte, el director general de Gimeno Turismo y Ocio, Iker Llano, señala que en los hoteles del grupo en Benicàssim (Orange, Bonaire y Azor) esperan «una ocupación y precio medio similar» durante esta temporada, «a excepción del FIB», donde están «notando una demanda menor a un precio menor», subraya.

Terraza de Giuliani´s Beach Restaurant en la playa Torre Sant Vicent

¿Más ambiente por la costa?

La apertura de nuevos locales por las zonas de playa en el arranque del periodo vacacional también hace que el ambiente esté siendo mejor por la costa, aunque en el casco urbano sigue habiendo un gran reclamo en las tascas, restaurantes y pubs.

Además, los cuatro chiringuitos del verano ya están a pleno rendimiento, en l’Almadrava, Torre Sant Vicent y Els Terrers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *