Los artesanos del Torreón lamentan la competencia desleal del ‘top manta’

Muestran su indignación porque los manteros sí estén ocupando el paseo marítimo, precisamente la ubicación a la que a ellos piden regresar

Foto Copyright:

E. Bellido // Benicàssim

Los artesanos del Mercado Torre Sant Vicent han lamentado a este periódico el daño que les produce la práctica ilegal del top manta en el paseo marítimo Bernat Artola de Benicàssim.

Según advierten, cada tarde-noche, se instalan un gran número de estos vendedores “entre la biblioteca del mar y la torre, con falsificaciones de productos de marca, lo que constituye una infracción penal que la Policía Local está tolerando”.

Asimismo, lamentan que el Ayuntamiento sacó los 25 puestos de este mercado y los trasladó en las inmediaciones, al Passeig de les Arts, tras más de 20 años de estar ubicados tradicionalmente en el paseo marítimo.

Y muestran su indignación porque, sin embargo, el paseo sí pueda estar ocupado por los manteros ilegales, precisamente en la misma ubicación a la que a ellos les gustaría regresar.

Y es que, según manifiestan, el paso de viandantes es mucho mayor por el paseo marítimo, que en su situación actual.

“Aunque hemos hecho un gran esfuerzo de promoción y actividades culturales para atraer visitantes y compradores al nuevo emplazamiento desde 2013”, según explica el presidente de la agrupación, Juan Payá.

“La delicada situación económica actual hace que la venta ilegal repercuta negativamente en nuestras ventas, dado que ellos no pagan impuestos, tasas, promoción, etc. además de no ofrecer al cliente ningún tipo de garantía ni responsabilidad sobre la mercancía que ofrecen”, dicen.

Piden que se persiga la venta ambulante ilegal

“Por todo esto, solicitamos a la Concejalía de Comercio y Turismo que no omitan su deber de perseguir la venta ambulante ilegal y tomen las medidas necesarias urgentemente para desmantelar a los vendedores ilegales del paseo Bernat Artola o cualquier otro punto del término municipal”.

Actualmente, el Mercado Torre Sant Vicent se ha reducido a 18 puestos, con casetas fijas y abastecimiento de electricidad autónomo mediante paneles fotovoltaicos, por lo que en caso de regresar al paseo marítimo no se generaría molestias al vecindario y transeúntes.

En cuanto a los vecinos y turistas, muchos también están manifestando que los manteros ocupan gran parte del paseo marítimo, reduciendo el espacio para los peatones considerablemente.

Desde la Policía Local informan que esta práctica ilegal se trata de combatir habitualmente, pero que la falta de los 16 agentes extra este verano está dificultando las tareas.

Los policías del turno de tarde se aproximan a las horas punta del top manta para intentar evitar que se instalen y los del equipo de noche comienzan su turno muchos días en estas ubicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *