Los benicenses dan sus primeros paseos tras 48 días de confinamiento

Los vecinos salen por primera vez, durante la emergencia sanitaria del covid-19, para hacer ejercicio al aire libre por carril bici, paseo marítimo y playas

Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim

Los benicenses han salido este sábado a dar sus primeros paseos y hacer deporte tras casi 50 días de confinamiento.

La mayoría han optado por realizar el recorrido por los paseos marítimos de la localidad costera o las playas.

El carril bici ha estado muy concurrido en los horarios habilitados, así como los paseos de madera por las playas.

La mayoría de los vecinos han optado por practicar running, ciclismo o caminar. Pero también ha habido otros que han salido a surfear o hacer paddle surf.

Para algunos ciudadanos, de más de 70 años, era la primera vez que salían a la calle en casi dos meses, pues son población de riesgo. Es el caso de José Paricio, natural de Teruel pero que reside en Benicàssim desde hace 12 años, desde su jubilación. Él además padece la enfermedad pulmonar Epoc.

Según ha relatado a Todo Benicàssim durante su paseo, estaba deseoso de poder salir, pero ha extremado la precaución, manteniendo una mayor distancia de seguridad a la habitual y evitando tocar nada.

Según ha explicado, Benicàssim es mejor para su enfermedad, «pues el aire es más rico en oxígeno que en Teruel».

«Es la primera vez que salgo, ya que hemos estado comprando a domicilio la comida y mi mujer se ha encargado de ir ella a la farmacia a comprar medicamentos, para evitar riesgos de contagio».

«Por suerte vivimos cerca del mar y hemos podido ver la playa desde la terraza todos los días, pero estábamos deseando salir», ha expresado.

Patrullas de la Policía Local y la Guardia Civil han estado circulando por calles y paseos marítimos para controlar que los ciudadanos cumplían con los horarios establecidos según edades.

El concejal de Seguridad, Javier Alonso, ha señalado que la Policía Local ha interpuesto tres denuncias por incumplimiento de las normas. Lo que denota el buen comportamiento de la mayoría de los ciudadanos.

Alonso ha señalado que la jornada «ha transcurrido con normalidad» y ha agradecido «a la población su comportamiento».

«Creemos que los ciudadanos de Benicàssim están cumpliendo con las instrucciones que se están dando desde la subdelegación del Gobierno», ha declarado.

Horarios permitidos

Para salir a pasear o hacer ejercicio hay horarios restringidos según horarios. Los adultos de entre 14 y 69 años deben realizar la actividad física, que debe ser sin contacto, entre las 06.00 y las 10.00 horas y las 20.00 y las 23.00 horas y no hay tiempo tasado.

En el caso del deporte, la única limitación es la de no salir del término municipal de residencia. Por lo que en el caso de Benicàssim los vecinos no podrán practicarlo por la vía verde en toda la parte correspondiente a Oropesa.

Tampoco se podrá hacer uso de un vehículo motorizado o del transporte público para desplazarse a vías o espacios de uso público con el fin de practicar la actividad física prevista en la orden que ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por lo que no está autorizado desplazarse en coche a la playa para practicar, por ejemplo, deportes náuticos. Pero estas actividades físicas sí se podrían realizar si no se requiere desplazamiento en vehículo motorizado.

Por tanto, coger el coche para ir al Desert de les Palmes o cualquier otro lugar del término a realizar senderismo o cualquier otro deporte no estará permitido.

Tomar el baño en las playas tampoco está contemplado, ni tomar el sol. Sí se puede pasear por ellas o practicar entrenamientos al ser un medio natural.

En el caso de los paseos, se permite uno diario de adultos a partir de 14 años, con una sola persona conviviente o con un cuidador habitual, en el entorno de un kilómetro desde el domicilio.

En cuanto a las salidas de los niños, autorizadas desde el domingo pasado, ahora sólo se podrán realizar en este horario: entre las 12.00 y las 19.00 horas. Siguen sin poder usar columpios ni entrar en zonas de juegos infantiles. Únicamente pueden llevar sus juguetes, pero no compartirlos.

Mientras, para las personas mayores de 70 años y las dependientes que necesitan acompañante la franja horaria en la que pueden salir es de 10.00 a 12.00 y de 19.00 a 20.00 horas, exclusivamente para ellos.

Como sucede con los menores tanto el paseo como la práctica de actividad física se circunscribe a una por jornada. Todos los deportes están permitidos siempre que sea individual y se respeten las distancias de seguridad.

Dos adultos que convivan pueden también salir a la calle para andar o hacerlo un padre con hijos a partir de 14 años de edad, que solo tenían permitido hasta ahora salir a comprar, o a farmacias o quioscos.

Las personas con síntomas de covid-19 o que estén en cuarentena no pueden salir a la calle en ninguna franja horaria.

Ésta es la primera gran medida de alivio del confinamiento, después del paseo de una hora de los menores; y que forma parte del plan de desescalada por fases anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Fases de la desescalada

En la actual fase preparatoria o fase cero, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que, además de la medidas proyectadas para que los menores salgan una hora a la calle y los adultos a hacer ejercicio, se incluye la apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes, así como de los restaurantes con servicio de comida para llevar, sin consumo en el local.

Los deportistas profesionales y federados podrán empezar a entrenar de forma individual.

Fase 1

En la fase uno o inicial, el jefe del Ejecutivo ha señalado que se permitirá la apertura del comercio bajo condiciones estrictas de seguridad, excepto los centros comerciales, donde son más probables las aglomeraciones.

En restauración se podrán abrir terrazas con limitaciones de ocupación del 30% y, en hostelería, hoteles y alojamientos turísticos, excluyendo las zonas comunes.

El sector agroalimentario y pesquero reanudará las actividades que mantenía con restricciones. Los lugares de culto podrán abrir limitando su aforo a un tercio de su capacidad.

En el ámbito deportivo, el presidente ha avanzado la apertura de centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y el permiso para el entrenamiento medio en ligas profesionales. Para los ciudadanos que utilizan el transporte público, el uso de la mascarilla estará «altamente recomendado».

Fase 2

En la fase dos o intermedia se abrirá el espacio interior de los locales solo para el servicio de mesas, con separación entre ellas y un tercio de aforo.

Sánchez ha concretado que el curso escolar comenzará en septiembre con carácter general, si bien se podrán reabrir antes los centros educativos con el propósito de garantizar las actividades de refuerzo, que los menores acudan en el caso de que ambos progenitores trabajen presencialmente y para celebrar las pruebas de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).

Los cines, teatros y auditorios reabrirán un tercio de su aforo con butacas preasignadas.

Las salas de exposiciones, conferencias y visitas a monumentos también abrirán con un tercio de su ocupación habitual.

Los actos y espectáculos al aire libre estarán permitidos cuando se congreguen menos de 400 personas sentadas. Los lugares de culto deberán limitar su aforo al 50%.

Fase 3

En la fase tres o avanzada, el presidente ha indicado que se flexibilizará la movilidad general, si bien se mantendrá la recomendación del uso de la mascarilla fuera del hogar y en los transportes públicos.

El comercio limitará el aforo al 50% y se fijará una distancia mínima de dos metros entre personas. En restauración, se suavizarán algo más las restricciones de aforo y ocupación, si bien se mantienen estrictas condiciones de separación entre el público.

Pedro Sánchez ha señalado que el Ministerio de Sanidad dictará órdenes que detallarán todos los supuestos.

Plazo mínimo de dos semanas por fase

La duración mínima de cada una de las fases de desescalada se ha fijado en dos semanas. En el mejor de los casos, ha señalado Sánchez, la duración del proceso será de mes y medio y, como máximo, se plantean ocho semanas«por lo que a finales de junio estaríamos en la nueva normalidad si la evolución de la epidemia está controlada en todos los territorios».

A partir de esa fecha terminarán las restricciones sociales y económicas, pero se mantendrá la vigilancia epidemiológica y, sobre todo, las medidas de higiene y protección personal hasta que haya una vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *