Los funcionarios de Benicàssim piden convocar la mesa de negociación Los trabajadores del Ayuntamiento quieren acogerse a las 35 horas semanales, en lugar de las 37,5 de ahora. La alcaldesa ha convocado la mesa este viernes


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
Los funcionarios de Benicàssim están manifestándose a diario a las puertas del consistorio para pedir que se convoque la mesa de negociación.

Tras la aprobación de los presupuestos generales del Estado, se permite a las comunidades autónomas y las entidades locales negociar 35 horas semanales, cuando hasta ahora se están realizando 37,5. Y los trabajadores quieren acogerse a esta reducción de jornada.

La alcaldesa, Susana Marqués, ha explicado que la mesa ya se ha convocado para este viernes, 23 de noviembre, después del pleno ordinario, a las 13.00 horas.

Según ha indicado la munícipe, «ningún ayuntamiento de la provincia de Castellón ha aprobado esta reducción de jornada todavía». «Por lo que solicitamos todos los informes necesarios y cuando hemos tenido toda la documentación la hemos convocado», ha manifestado Marqués.

Y es que los funcionarios llevan más semanas protestando para pedir la celebración de esta mesa, aunque, según ha expresado la munícipe, estaba a la espera de recibir los informes solicitados «y en cuanto los hemos recibido la hemos convocado».

La primera edila indicó que escuchará las peticiones de los empleados, pero que también se tendrá que analizar la repercusión que puede tener que los funcionarios trabajen dos horas y media menos a la semana. Según trasladó, en algunos ayuntamientos se ha intentado pero no se ha llegado a un acuerdo aún.

Protestas anteriores

No es la primera vez que los funcionarios del Ayuntamiento de Benicàssim se manifiestan por algo. El pasado verano también salieron a las puertas del consistorio numerosos días para reclamar la reparación del aire acondicionado, que se encontraba estropeado, por lo que tenían que trabajar, según denunciaban, con un «sofocante calor».

En esa ocasión, protestaron moviendo sus abanicos pidiendo una solución inmediata. Y es que se estuvo bastante tiempo esperando una pieza necesaria para su reparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *