Los hosteleros sólo quieren el FIB con alojamiento en Benicàssim


Foto Copyright:

Antetítulo:

CULTURA Festivales de música

Título fuera de noticia:

Los hosteleros sólo quieren el FIB con alojamiento en Benicàssim, a falta de acordar los campings

A falta de poco más de un mes para la celebración del FIB –del 18 al 21 de julio– Maraworld no ha conseguido todavía llegar a un entendimiento con los dueños del suelo que debe alquilar. La razón: los arrendatarios se niegan a ceder el suelo al propietario del FIB y director general de Maraworld, Vince Power, durante todo el año en un contrato a largo plazo, y no el precio, que parece no ser el problema

Los empresarios hosteleros de Benicàssim lo tienen claro: sólo quieren el FIB “si la acampada se hace en Benicàssim”. Así lo aseguran los representantes de Ehosbe (asociación de Empresarios de Hostelería de Benicàssim).

Confían en que finalmente se llegue a un acuerdo entre la productora organizadora del FIB, Maraworld, y los propietarios de los terrenos de las zonas de acampada para los festivales de la localidad, tras los últimos acontecimientos.

Y es que a falta de poco más de un mes para la celebración del FIB –del 18 al 21 de julio– Maraworld no ha conseguido todavía llegar a un entendimiento con los dueños del suelo que debe alquilar. La razón: los arrendatarios se niegan a ceder el suelo al propietario del FIB y director general de Maraworld, Vince Power, durante todo el año en un contrato a largo plazo, y no el precio, que parece no ser el problema.

Tras el preacuerdo adoptado entre los propietarios de estas parcelas y los responsables del Rototom de ceder sus terrenos al festival reggae durante su tiempo de celebración en un convenio con una duración de cinco años a un precio que no se ha hecho público, Power abandonó la conversación con los dueños durante la reunión de este miércoles por la mañana “cabreado e indignado”, justo antes de la rueda de prensa de presentación del certamen, según ha podido saber este periódico.

Desde entonces, ambas partes no han vuelto a sentarse ni han restablecido el diálogo.

Los hoteleros consideran vital que los fibers se alojen en cámpings del municipio y defienden que no debería ser una posibilidad que lo hagan en otras localidades, ya que se reduciría considerablemente la repercusión económica del certamen.

Los dueños aseguran que sólo accederán a firmar un contrato de alquiler para los días del festival, evitando que Power pueda sacar rentabilidad a los terrenos.

Así, a falta de unas seis semanas para la cita el FIB todavía no tiene asegurado el cámping, aunque sí lo anuncia a través de las redes sociales y ofrece ya el servicio, informando a los asistentes de las dos zonas de acampada existentes como CampFest, gratuita para los asistentes del certamen, ubicada a escasos metros del recinto, o Villacamp, la vip acotada para los que hayan comprado su entrada especificando esta opción.

Los trabajos para adecuar estos espacios deberían arrancar pronto ante la proximidad del evento, aunque no podrán comenzar hasta que se logre un acuerdo.

La organización ofrece siete días de cámping, desde el 15 al 22 de julio para que los fibers puedan pasar unas vacaciones de sol y playa, además de disfrutar de la buena música, e, incluso, paquete Premium.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *