Marqués activa al staff técnico para denunciar el convenio de Villa Elisa y recuperar su gestión El Ayuntamiento inicia el procedimiento para denunciar el convenio firmado en 2006 entre la Generalitat y el consistorio y que preveía la realización de las obras de restauración de Villa Elisa y su posterior destino a uso cultural


Foto Copyright:

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha congregado este lunes por la mañana al staff técnico municipal para abordar los trámites a seguir con el criterio de denunciar el convenio que vinculó al Ayuntamiento a la Generalitat para el desarrollo del proyecto de recuperación de Villa Elisa. Marqués,  que ya ha reiterado en múltiples ocasiones su voluntad de que el tema «se desenquiste tras diez años de abandono», ha abordado la reunión con la premisa de “no pasar de este año para que la recuperación de Villa Elisa esté en marcha y que los ciudadanos de Benicàssim vean finalizado el proyecto en este mandato”.

Marqués ha recordado que «no es una cuestión política. El convenio lo firmó un alcalde de ARB, la obra la paralizó un alcalde del PSOE, durante diez años todos los partidos hemos pleiteado porque se resolviera. La Generalitat ha estado en manos del PP y ahora del tripartito, pero ahora, lo que sí tengo claro es que lo va a desbloquear el Partido Popular y va a conseguir que sea una realidad, el Partido Popular”.

El convenio de Villa Elisa se firmó el 3 de agosto de 2006, las obras comenzaron en 2007 y se paralizaron en diciembre de 2008. En ese tiempo, el Ayuntamiento «adelantó los pagos de certificación de la obra, hasta que, Francesc Colomer, de manera unilateral, decidió dejar de pagar y paralizar la obra». El Ayuntamiento había adelantado 1,4 millones de euros y la Generalitat solo había abonado 62.000 euros. Como ha señalado Marqués, “entonces si se hubieran invertido 600.000 euros más, la obra estaría acabada, Villa Elisa en marcha y el Ayuntamiento de Benicàssim solo tendría un problema, cobrar los impagos. Sin embargo, ahora con diez años de abandono, tenemos dos graves problemas. Que la Generalitat nos debe igualmente 1,4 millones y además, nos tendremos que gastar casi 2 millones para poner de nuevo en valor el palacete”.

Susana Marqués ha criticado que quienes «durante años dijeron que iban a resolver el problema, ahora llevan medio mandato en la Generalitat y han engañado al pueblo de Benicàssim. Muchas palabras y muchos anuncios, pero ni un céntimo. Por eso es el momento de dar un paso adelante y desbloquear este tema. La Generalitat no puede seguir menospreciando a Benicàssim. El castigo que inflige Compromís a la cultura de Benicàssim es bárbaro y no vamos a consentirlo más. Hoy mismo he pedido a mis técnicos que inicien los trámites necesarios para revocar aquel convenio y recuperar la gestión de Villa Elisa, para que el Ayuntamiento pueda tener las manos libres para tratar de restaurarla y ponerla en valor.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *