Personal de las casetas alertará de posibles casos de violencia de género

Las concejalías de Igualdad, Fiestas y Seguridad Ciudadana de Benicàssim, Policía Local, Guardia Civil y adjudicatarios de las casetas se unen para ofrecer un espacio seguro y libre de violencia en fiestas

Foto Copyright: Todo Benicàssim

Redacción // Benicàssim

El Ayuntamiento de Benicàssim ha puesto en marcha una nueva campaña contra la violencia de género durante las fiestas de Santo Tomás de Villanueva, que se desarrollarán del 20 al 29 de septiembre. Las concejalías de Igualdad, Fiestas y Seguridad Ciudadana, Policía Local, Guardia Civil y los adjudicatarios de las casetas del recinto ferial se han unido para ofrecer un espacio festivo con la máxima seguridad y libre de violencia. 

Todos los agentes implicados en la campaña se han reunido esta mañana y cabe destacar el protagonismo que van a cobrar los adjudicatarios de las casetas ya que, como ha indicado la concejala de Igualdad, Vanessa Batalla, “ellos son como la correa de transmisión para que en pleno núcleo festivo se pueda ayudar de forma inmediata a quien lo necesite”. 

Como han indicado tanto desde la Guardia Civil como desde la Policía Local, los responsables de las casetas del recinto ferial serán “nuestros ojos y los primeros que van a ver cualquier situación problemática que pueda surgir en el recinto”. Desde el área de Seguridad Ciudadana, el edil responsable, Domingo Lorenzo, ha comentado que “queremos unas fiestas seguras y esta campaña incide en que hay que avisar 

ante cualquier anomalía que se pueda detectar”.

Las nueve casetas instaladas en el recinto ferial lucirán el distintivo en el que mostrarán que son un espacio seguro y libre de violencia contra las mujeres. Además, las personas voluntarias de esta campaña estarán identificadas con unas chapas con el fondo lila y la impronta del 016, el teléfono gratuito de atención a las víctimas de violencia. El consistorio también les ha facilitado unas pulseras con el lema “No es No” y folletos de concienciación. Todos los voluntarios tendrán siempre el apoyo de la Policía Local y Guardia Civil, que estarán atentos para intervenir en caso de que se detectara algún suceso. 

Por último, las casetas contarán con unas lonas en las que se desplegará el distintivo de espacio seguro y para disuadir cualquier acto violento. 

Los agentes de seguridad han incidido en que “no tiene que haber denuncia de la víctima para que nosotros actuemos por lo que una simple llamada puede ser vital”. Así, cualquier mujer que sufra algún tipo de violencia o agresión, podrá acercarse a estas personas y discretamente pedir ayuda. En ese momento se iniciará un protocolo en el que se protegerá a la mujer y se tomarán medidas contra el agresor.

El edil de Fiestas, Arturo Martí, ha añadido que el personal de las casetas del recinto ferial “son la cara visible, pueden transmitir más confianza a los asistentes y es por ello que puede ser más fácil que se acerquen a ellos y la ayuda se podrá recibir de una forma más rápida”. 

Añadir que el espacio festivo contará con seguridad tanto pública como privada por lo que, como ha añadido Domingo Lorenzo, “las fiestas se van a desarrollar con la máxima garantía de seguridad y la colaboración de todos los agentes implicados será fundamental para evitar la violencia durante la semana festiva”.