Trasladan al joven de Benicàssim herido en el accidente con el doctor Cavadas El chico, de 31 años, perdió un brazo en el choque múltiple de la N-340 y ha sido trasladado al Hospital de Manises para una posible reconstrucción


Foto Copyright:

E. Bellido // Benicàssim                                                                                           Foto: S. González
El hombre de 61 años que resultó herido de gravedad en el accidente múltiple del domingo por la tarde en la N-340, en término de Benicàssim, “falleció a primera hora de la noche”, según informaron fuentes del Hospital General de Castellón. Fue ingresado de urgencia y trasladado a este centro por una SAMU, pero perdió la vida horas después.

Su mujer, de 57 años, que también fue trasladada a este centro hospitalario herida por el fuerte accidente, en el que chocaron con al menos dos vehículos, permanece en estado “muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)”, según indicaron las mismas fuentes sanitarias.

En el mismo vehículo también viajaba un hijo, de 31 años, que perdió un brazo en el siniestro y que fue trasladado rápidamente a València. Según pudo averiguar este periódico, fue ingresado en el Hospital de Manises –no en La Fe– para ser atendido por el doctor Pedro Cavadas.

En las mejores manos

Está ingresado en la UCI, según confirmaron fuentes de este centro hospitalario este lunes, donde fue trasladado para evaluar la posible reconstrucción del brazo por parte del equipo del que está considerado como uno de los mejores cirujanos del mundo en esta materia.

Y es que Cavadas, además de su clínica, dirige la Unidad de Microcirugía y Cirugía Reconstructiva del Hospital de Manises. También tiene una fundación sin ánimo de lucro con la que realiza operaciones gratuitas en África Oriental, lo que le ha otorgado una gran fama internacional. Y es conocido por los milagros que ha conseguido con sus operaciones. Incluso ha sido condecorado por la Marina de los EE.UU.

Vecinos de Benicàssim

El hombre fallecido –C. V. P.– era de Vilafamés, aunque llevaba al menos más de 30 años residiendo con su familia en Benicàssim, donde los vecinos que le conocían están consternados por lo ocurrido y en vilo por la evolución de la mujer e hijo que están heridos graves.

Trabajó en un conocido bar de la calle principal Santo Tomás, el Pons; y también regentó durante una temporada el restaurante El Casino, de la plaza de la Guitarra, hace muchos años, según recuerdan algunos vecinos con cariño.

La víctima estaba llegando junto a su mujer y uno de sus hijos en su vehículo por la N-340 al casco urbano de Benicàssim cuando, por causas que todavía se desconocen, al parecer y según relataron testigos a este periódico, “su coche invadió el sentido contrario a la altura de la empresa Jobelsa”, entre las urbanizaciones y el parque acuático, colisionando contra varios vehículos.

Tuvieron que ser excarcelados por los bomberos del Consorcio por el estado en el que quedó el turismo y uno de ellos fue trasladado en helicóptero al hospital.

Accidente múltiple

Fue un accidente múltiple en el que se vieron implicados cinco vehículos en un choque en cadena, el turismo en el que viajaba la familia afectada en dirección Benicàssim más otros cuatro coches que circulaban dirección Castellón.

Un primer vehículo pudo esquivar el choque, el siguiente –en el que viajaba una mujer con su marido que resultaron ilesos– trató de evitarlo apartándose hacia el lado derecho de la calzada, aunque sufrió una colisión en el lateral izquierdo, según explicaron los propios afectados a este diario.

El vehículo que les seguía, una furgoneta, logró esquivar la colisión, metiéndose en Jobelsa. Pero otra furgoneta que iba después sí impactó con el turismo negro. Según informaron varios de los afectados en el accidente, fue uno de los heridos trasladados al hospital, un hombre de 33 años, que fue dado de alta esa misma madrugada.

Mientras, otro coche –que circulaba detrás de esta última furgoneta– sufrió una colisión por alcance. En este último viajaban cuatro personas, que se dirigían hacia Ciudad Real y que resultaron ilesas, según relataron a este periódico.

La N-340 permaneció cortada al tráfico durante varias horas en los dos sentidos, por lo que se formó un gran caos por la Gran Avenida y viales próximos, dado que ocurrió en torno a las 18.00 horas del domingo cuando muchas personas regresaban a Castellón y otras ciudades, tras pasar el fin de semana en la costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *