Un negocio de Los Dolores afectado por los okupas

La panadería Homo Panís denuncia perjuicios en el suministro eléctrico que afectan al funcionamieto del horno y un incremento de los gastos

Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim

Un negocio local de la calle de Los Dolores de Benicàssim denuncia estar sufriendo perjuicios por el caso del edificio okupado en esta zona del centro urbano de Benicàssim desde principios de año.

«Nos está afectando a nivel profesional con el tema de la electricidad», denuncia Carlos Pallarés, de la panadería Homo Panís.

«Cuando se dieron cuenta de que los pisos estaban okupados, el banco puso denuncia y les cortaron la luz. Para suministrarnos de forma temporal nos pusieron una línea de socorro, ya que la luz que llegaba a esa finca estaba conectada con la nuestra», explica.

El responsable del local señala que desde entonces «el horno y maquinaria no funciona bien». «Al principio nos decían desde la compañía que no tiene nada que ver con este cambio, pero al final tras varias revisiones nos han dicho que sí», indica.

Y es que el tema de los okupas, según declaran desde esta panadería, no solo está afectando negativamente a los vecinos del barrio o los dueños de las propiedades, «si no también a negocios locales como el nuestro, que resultamos perjudicados a nivel profesional».

«Las hogazas de pan tardan más tiempo en cocerse y pagamos más»

Carlos Pallarés

«No nos funciona la maquinaria bien porque no llega suficiente tensión. Además, las hogazas de pan tardan más tiempo en cocerse y pagamos más», indica. Asimismo manifiesta que se ven obligados algunas mañanas a entrar por la mañana antes a trabajar por estos motivos. Con todo, esperan que desde la compañía eléctrica les ofrezcan alguna solución para que no sigan sufriendo estos perjuicios.

Los pisos del edificio en cuestión, próximo a este local, «siguen okupados», aseguran. Y aunque tienen la luz y el agua cortada siguen viviendo en los inmuebles. «Bajan a coger agua de la fuente con botellas grandes y las suben con carrito». Los okupas están viviendo en estos pisos desde el pasado mes de enero, que son seminuevos y en muy buena zona del pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *