Vecinos denuncian la dificultad de alquilar piso para todo el año en Benicàssim La mayoría de arrendamientos son solo para temporada de invierno para que las casas queden libres en verano, cuando los precios se disparan


Foto Copyright:

Eva Bellido // Benicàssim
Conseguir piso de alquiler en Benicàssim todo el año es casi misión imposible. Los vecinos denuncian que cada vez resulta más difícil encontrar una casa para vivir en ella los 12 meses.

Y es que el arrendamiento vacacional o de temporada copa el mercado. «Disponible solo de septiembre a junio o de octubre a mayo». Es la frase que predomina en los anuncios de los portales inmobiliarios si uno busca residencia en estas fechas. En la mayoría especifican que hay que dejar el inmueble con tiempo suficiente para que este pueda estar disponible para la época de verano.

Y es que, especialmente en julio y agosto, los precios en localidades turísticas como Benicàssim se disparan, llegándose a triplicar o, incluso, cuadruplicar. Pasan de una media de unos 450-500 euros mensuales a los 1.500, 2.000 ó más.

Como indican fuentes del sector, alquilando los meses de temporada estival, los dueños ganan más y en menos tiempo. Además, se reducen los gastos de mantenimiento, pues es más costoso acondicionar el piso para todo el año.

Los inquilinos de larga duración también tienen más exigencias que los que apenas pasan en el apartamento una semana, 15 días o un mes y que están de vacaciones.

“Ha crecido mucho la demanda y hay poca oferta”

Así lo explica desde la Inmobiliaria Carmona, Carlos Carmona: “Ha crecido mucho la demanda y hay poca oferta para todo el ejercicio y poca de calidad, pues muchos pisos no están bien preparados, no tienen calefacción o buenos cerramientos en las ventanas”, indica.

“Arrendando en verano sacan casi el mismo importe que todo el año y con menos inversión. Si luego lo comercializan tres meses en invierno bien, pero sino, tampoco les preocupa”, dice.

El pueblo es donde más probabilidades hay de encontrar algo mejor acondicionado y más estable, de larga duración.

Por contra, la parte positiva del alquiler de temporada de invierno son los precios, pues se pueden encontrar casas increíbles desde 250 ó 350 euros al mes.

Carmona indica que estos últimos años “ha habido un boom de demanda de alquiler, que ha conllevado

estos últimos años ha habido un boom de demanda de alquiler, hay gente particulars que han comprado pisos para alquiler, la oferta también subirá, al final habrá una compensación en el mercaod yu se estabilizará y se pueden regular los precios, y ya tienes que tener bien acondicionado el piso para que te cojan el tuyo, y el cliente puede exigir más unos minimos de calidad en la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *