Villa Elisa abre al público después de 11 años, tras su rehabilitación La inauguración del palacete del paseo Pilar Coloma de Benicàssim será este viernes, a las 19.00 horas; y el sábado podrá visitarse, a partir de las 10.30


Foto Copyright:

Redacción // Benicàssim
Villa Elisa abrirá al público este fin de semana para que los ciudadanos puedan admirar su reciente y completa rehabilitación acometida en el último año.

Después de 11 años de inactividad y de sufrir el inexorable paso del tiempo, el palacete municipal de Benicàssim vuelve a ser centro de las miradas.

La alcaldesa, Susana Marqués; y el presidente de la Diputación, Javier Moliner, han decidido hacer un acto de presentación del espacio, antes de que se empiece a llenar de actividad.

Marqués ha señalado que es hay gran «inquietud y necesidad de los vecinos de volver a visitar y estar en Villa Elisa, para que se pueda constatar en todo su esplendor el impresionante trabajo arquitectónico y técnico que se ha realizado».

«Estamos muy orgullosos del esfuerzo realizado para devolver el brillo y la magnitud a este palacete, que es uno de los símbolos de Benicàssim y queremos que todos lo puedan observar así, limpio y franco».

La inauguración y acto institucional será este viernes por la tarde, a las 19.00 horas; después, el recinto abrirá el sábado por la mañana, a partir de las 10.30, para que los vecinos puedan conocer el espacio y se genere la inquietud por organizar y llenar de contenido la villa en en un futuro inmediato.

También asistirán representantes del sector turístico y social de Benicàssim y de la provincia, con el fin de que conozcan este recurso que, a partir de ya, podrá ser un aliciente para la llegada de turistas y organización de eventos.

La visita pública del sábado comenzará a partir de las 10.30 y hasta las 13.30, en grupos de 50 personas. Para participar solo hay que acudir hasta la villa e incorporarse a alguno de los grupos.

«Una auténtica joya patrimonial»

Por su parte, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha asegurado que Benicàssim «suma con la rehabilitación de Villa Elisa una auténtica joya patrimonial al turismo y la actividad cultural y social de nuestra provincia».

«Estamos a punto de poner a disposición de todos los benicenses y de la provincia un espacio que pasa a ser un importante activo para generar nuevas oportunidades. A partir de muy pronto Villa Elisa se va a incorporar a las cosas buenas que pasan en esta tierra y que nos hacen sentir tan orgullosos de ser de la provincia de Castellón», ha destacado.

«Gracias a la decidida apuesta de su Ayuntamiento, con su alcaldesa Susana Marqués a la cabeza, y al respaldo del Gobierno Provincial, en apenas unos días Villa Elisa volverá a abrir sus puertas a un mejor futuro, no sólo para Benicàssim sino también para el resto de la provincia de Castellón», ha concluido.

Marqués ha recalcado que la nueva Villa Elisa, «remodelada e impecable, es un hito en la historia de nuestra ciudad y, por lo tanto, teníamos que hacerlo participativo. Creo que todos los vecinos de Benicàssim han sentido como propio este proyecto».

«Además, la inestimable colaboración de la Diputación que ha hecho posible con su compromiso y financiación la recuperación del inmueble hace más si cabe popular este proyecto de rehabilitación patrimonial», ha dicho la munícipe.

«Por eso, no queremos que los ciudadanos se pierdan ni un detalle del proyecto. Queremos que vean la villa ahora desnuda y mostrando la fortaleza de la construcción para que luego se valore todavía más el contenido y la dinamización», ha señalado.

Declaraciones a las que el presidente provincial ha añadido la «cuidada rehabilitación de cada uno de los espacios, dejando como resultado un edificio precioso, que recupera todo el esplendor de la época de las villas de Benicàssim como importante exponente de nuestro turismo, en un enclave maravilloso, frente a nuestro mar Mediterráneo».

Datos del proyecto

El proyecto de rehabilitación de Villa Elisa fue redactado por los arquitectos José Ramón Torno, Carlos Ortega y Aleksandra Mrdja, con la participación como asesor emérito de Manuel Portaceli el redactor original del primer proyecto.

Los trabajos se han desarrollado con el objetivo primordial de respetar la singularidad de este edificio emblemático construido en 1943; pero al mismo tiempo dotándolo de los espacios y áreas de gestión y trabajo necesarios para convertirlo en un lugar de referencia para usos múltiples.

El proyecto de remodelación ha contemplado la actuación sobre toda la parcela de una superficie total de 4.263 m2 y los dos edificios que cuentan con una superficie construida entre ambos de casi 2.000 m2.

La inversión, cofinanciada entre las dos instituciones, asciende a cerca de dos millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *