El Ayuntamiento de Benicàssim prepara para 2018 los presupuestos “más sociales de su historia” La alcaldesa, Susana Marqués, adelanta que se están "reestructurando los presupuestos departamentales para dotarlos económicamente de manera que se potencie la acción social y ciudadana"


Redacción // Benicàssim
La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha realizado un adelanto de lo que serán las cuentas municipales del 2018. Como ha señalado la primer edil, “estamos trabajando con el Departamento de Intervención para que los presupuestos de 2018 cuenten con un importante incremento en las partidas dedicadas a la parte social de la gestión municipal. Queremos potenciar las acciones dirigidas a los ciudadanos a sus asistencias y a los servicios que hacen mejorar la calidad de vida de las personas”.

Marqués ha confirmado que las partidas que más crecerán serán las destinadas a las ayudas a las asociaciones “porque nosotros creemos de verdad en la acción de nuestras entidades asociativas y el beneficio que repercute en nuestra ciudad y por eso, este año queremos hacer un esfuerzo especial para mejorar su financiación y será una de las acciones en las que vamos a mejorar el presupuesto”.

Por otro lado, lo que sí ha querido confirmar la alcaldesa es que “en este año próximo, los presupuestos municipales van a ser más reducidos que en anteriores ediciones. El motivo de la bajada presupuestaria será la reducción del IBI que se va a aplicar en 2018, y que supondrá que el año próximo, las familias benicenses ahorren 632.000 euros”.

La cuentas municipales no se reducirán en esa cantidad, como ha explicado Susana Marqués, “ya que hay otros ingresos que van a compensar la reducción del IBI, pero si que la bajada presupuestaria será cercana al 0,60%. En todo caso, lo que sí es necesario es abordar, al igual que se está exigiendo con la financiación autonómica, una mejora sustancial de la financiación municipal. No puede ser que la Generalitat no haga más que derivar servicios y competencias en los Ayuntamientos, pero ninguna de estas nuevas cargas de responsabilidad vengan acompañadas de financiación. Como es el caso de los servicios sociales y valoración de los dependientes o todas las competencias de la Conselleria de Educación que no se están asumiendo por parte del Consell”.

En todo caso, como ha detallado Susana Marqués, las cuentas municipales de 2018 “no bajarán de los 26 millones de euros con los que el Ayuntamiento ha previsto que no se merme ninguno de los servicios consolidados a los ciudadanos, ya que vamos a hacer un esfuerzo para buscar financiación externa a través de ayudas y proyectos autonómicos, nacionales y europeos, que nos permitan seguir avanzando, invirtiendo y mejorando sin que eso sobrecargue nuestra capacidad económica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *