Benicàssim celebra su triplete de ‘gordos’ con 600.000 euros


Foto Copyright:

E. BELLIDO // BENICÀSSIM

Un inicio de fiestas con sabor a 600.000 euros. Así lo estarán celebrando los vecinos de Benicàssim afortunados de tener uno de los 10 décimos que como mínimo vendió la Administración de lotería número 1, de la céntrica calle Santo Tomás, con el número 22.012, primer premio de la lotería nacional del sábado. Y reparte esta suerte solo un año y una semana después de que tocara –el 13 de septiembre del 2014– el número 00479, ganador del premio de la primera categoría también dejando hasta 600.000 euros.

Pero la veda de la suerte en Benicàssim se abría al poco tiempo de tomar Mercedes Mesa la gestión de la administración, en la que en noviembre llevará cuatro años. Pocos meses después, a finales de enero del 2013 se estrenaba con un histórico premio con el número 47.313, premio gordo de la lotería nacional del jueves, dejando nada menos que la cifra de 2.400.000 euros. En esta ocasión, se distribuyeron desde esta administración los 40 décimos existentes, al ser un número muy atractivo para los jugadores. Fueron alrededor de 36 los vecinos premiados, destacando un agraciado con el premio especial a la fracción y a la serie que se llevó 1.200.000 euros. El resto de afortunados se llevaban a casa 30.000 euros por número, siendo la mayoría poseedores de un décimo o, algunos, como mucho de dos.

El balance deja tres años consecutivos tocando el gordo en Benicàssim, desde el comienzo de Merche Mesa en su andadura en la administración de Benicàssim y repartiendo fortuna entre sus vecinos. Hasta entonces hacía poco más de una década que no caía un premio en la población. En el 2002, una primitiva de 36.388 euros; y en el 2001, 300.000 euros.

Además, algunos de estos miles y miles de euros que han caído estos tres años en Benicàssim han sido en las mejores manos, ya que la gran mayoría de los agraciados “están atravesando dificultades económicas”. Una mujer con tres hijos en el paro, otra que se le acababa la ayuda de los 400 euros, familias que tras asumir las matrículas de la universidad de sus hijos no sabían cómo iban a pagar la contribución y alguna pareja con capacidades reducidas son algunos de los casos que han protagonizado estas buenas noticias, junto a otros vecinos que en los últimos años no estaban teniendo la suerte de cara y que parece que ahora la vida les sonríe. Incluso un hombre con su mujer enferma se llevaba el último número que quedaba a última hora de uno de estos grandes premios.

Esta vez han sido 60.000 euros por décimo y distribuidos, de nuevo, en el pueblo. “No se ha vendido entre veraneantes, sino entre vecinos de Benicàssim”, explicó Mesa, quien recordaba con alegría cuando “dimos el año pasado un gordo el 13 de septiembre y ahora solo una semana después este año otro, llevamos tres años con un gordo”, narraba emocionada.

Pero es que, además, esta misma semana “ya habíamos dado una bonoloto de alrededor de 5.000 euros y una primitiva de un premio similar”, según relataba. Respecto al gordo, la lotera lo celebraba con sus familiares en su local de la calle Santo Tomás este sábado por la mañana luciendo con orgullo el número, pero a mediodía todavía no había pasado ninguno de los afortunados. “Me imagino que este fin de semana o ya el lunes vendrán para preguntar cómo pueden canjear el premio”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *